Novak Djokovic, en las semifinales de Australia 2015
El tenista serbio Novak Djokovic devuelve la bola al suizo Stanislas Wawrinka durante su partido de semifinales del Abierto de Australia de tenis, disputado el viernes 30 de enero de 2015. MADE NAGI / EFE

Después de un año de ausencia tras tres triunfos consecutivos (2011, 2012 y 2013) que son cuatro en su palmarés (contando el de 2008), el serbio Novak Djokovic regresó a la gran final del Open de Australia tras batir este viernes en la segunda y última semifinal al defensor del título, el suizo Stanislas Wawrinka. Una quinta final en Melbourne tras su pleno en las cuatro anteriores.

Djokovic alcanzó su final número 15 en un Grand Slam, de las que ha ganado siete. Ya supera a Andre Agassi, en cuanto a victorias individuales en el Abierto de AustraliaEl tenista balcánico, número 1 del mundo, doblegó al helvético por 7-6, 3-6, 6-4, 4-6 y 6-0. Un partido intenso de tres horas y media, cuyo final rozó la medianoche austral, donde los contendientes se intercambiaron golpes anímicos hasta un quinto set en cuyo arranque Wawrinka tuvo la opción de arrancar con una rotura del servicio de Nole para el 0-1. El suizo, que ya batió a Djokovic en las semifinales de 2014, había insuflado muchas dudas en su rival durante el partido (Djokovic llegó a romper su raque durante el primer set), sobre todo en el cuarto, donde comenzó perdiendo por 2-0 y tuvo la capacidad de darle la vuelta al tanteo. La estadística de Djokovic fue clara en ese set, ni un solo golpe ganador, 14 errores no forzados, ni un solo "ace" y un bajo porcentaje de primer servicio, 56 por ciento.

Wawrinka tuvo un golpe de efecto en su mano en el arranque del quinto set, con Novak consumido por las incertidumbres. Pero el compatriota de Federer falló en su golpeo, Djokovic se rehizo y le endosó seis juegos consecutivos. Aunque el partido se le había puesto de cara con su primera rotura de servicio (concretada tras un Ojo de Halcón), Djokovic logró una segunda que resultó definitiva. Wawrinka, con el partido muy cuesta arriba, peleó los puntos como pudo, pero nunca más allá de igualdades o ligeras ventajas que no concretó. Al menos sí puede presumir de haberle endosado a Djokovic los dos únicos juegos que ha cedido en todo el torneo hasta ahora. 

"Wawrinka estaba jugando a un nivel magnífico y en los últimos años hemos jugado partidos muy igualados. Honestamente nunca he estado al nivel que me hubiera gustado. En algunas partes del partido me he mostrado demasiado defensivo... pero estas cosas pueden pasar en las semifinales de un 'Grand Slam'. En algún momento te puedes sentir algo frustrado, porque no te salen los golpes, y más cuando juegas con un jugador como Stan. No es sencillo jugar contra él", comentó un autocrítico Djokovic tras el partido. Con su victoria, Djokovic iguala al sueco Stefan Edberg y al suizo Roger Federer en el primer puesto en cuanto a mayor número de finales que disputará en este torneo, cinco. Será la número 15 del serbio en el Grand Slam, de las que ha ganado siete. Ya supera a Andre Agassi, en cuanto a victorias individuales en el Abierto de Australia, y de ganar el domingo sumará la número 50.

En la final, Djokovic se enfrentará al escocés Andy Murray, quien el jueves eliminó del torneo al checo Tomas Berdych en la primera semifinal del torneo australiano y que se verá las caras con Nole en el último partido del torneo por tercera vez, como ya sucedió en 2011 y 2013... con éxitos para Novak. Será el duelo número 24 entre Djokovic y Murray, con 15-8 para el serbio, que ha ganado los cuatro últimos desde la final de Wimbledon de 2013, y que en los tres que han disputado en Melbourne Park: final del 2011 (6-4, 6-2 y 6-3), semifinales de 2012 (6-3, 3-6, 6-7 (4), 6-1 y 7-5) y final de 2013 (6-7 (2), 7-6 (3), 6-3 y 6-2) el de Belgrado amargó la noche al de Dunblane.

Ganadoras del doble femenino

La pareja formada por la estadounidense Bethanie Mattek-Sands y la checa Lucie Safarova ganó el título de dobles femenino del Abierto de Australia al vencer este viernes en la final a la china Jie Zheng y la taiwanesa Yung-Jan Chan, por 6-4 y 7-6 (5).

Se trata del primer título de Grand Slam para Mattek-Sands y Safarova en dobles y también el primero que logran juntos.

La última vez que una pareja ganó un torneo de este nivel jugando juntas, por primera vez, fue en el Abierto de Estados Unidos de 2007, con la francesa Nathalie Dechy y la rusa Dinara Safina.