Del Nido basó el secreto deportivo en la política de grandes traspasos, grandes fichajes.

«Vendimos a Reyes, Ramos y Baptista y hoy el Sevilla es el mejor club del mundo. Alves costó 600.000 dólares, Kanouté 6,5 millones y Renato 6, ahora no tienen precio», explicó.