Neymar, entre las luces por su brillante fútbol y las sombras por sus líos dentro y fuera del campo

  • Su calidad innata y sus maravillosas actuaciones en la Copa América estaban suponiendo la consagración del delantero de Brasil y del Barcelona.
  • Sin embargo, la expulsión ante Colombia frena en seco su progresión y ponen en duda la posibilidad de que Neymar sea el 'sucesor' de Messi y Cristiano.
  • Es habitual que sus rivales se quejen de su falta de juego limpio; fuera de los terrenos de juego, Neymar también está envuelto en líos.
Neymar, lamentándose.
Neymar, lamentándose.
EFE

Llamado a ser uno de los mejores jugadores del mundo, Neymar acostumbra a deslumbrar con su juego dentro del campo, algo que adereza con las sombras que suponen su forma de competir, sus gestos a los rivales o sus líos fuera del mismo.

Son las luces y las sombras de una estrella que no acaba de brillar, muchas veces por culpa de sus propios errores. Ante Colombia, el delantero de la selección de Brasil y del Barça dio la de arena. Acabó expulsado por una acción sobre Armero —un pelotazo con el juego parado y, después, un cabezazo— que, de paso, desencadenó una tángana de la que participaron colombianos y brasileños a partes iguales. Pero la mecha la encendió, una vez más, Neymar. Dos partidos de sanción ha sido el castigo.

La de Colombia es la quinta expulsión que Neymar sufre a lo largo de su carrera, la primera que ve con la canarinha. Con el Barcelona, nunca ha visto una tarjeta roja.

En esta Copa América, y hasta ese momento, y antes de acabar desquiciado por los árbitros, el ariete mostró todo su repertorio con el balón. Autopases, sombreros, regates, filigranas... Todo lo que ya había mostrado en el partido inaugural de Brasil en el torneo chileno, acompañado de un gol.

El delantero se sabe el líder de la canarinha y se ha echado el equipo a las espaldas, como lo hacen Messi, con Argentina o Cristiano, con Portugal. Por momentos, se sitúa a la altura de los dos grandes del fútbol mundial. Un nivel del que se apea con actuaciones discutibles, siempre al límite del reglamento o caminando constantemente sobre la línea del juego limpio. Luces y sombras que le han acompañado a lo largo de su carrera.

Referente en el Barça y líder de la canarinha

Su salto llegó hace dos temporadas, cuando fichó por el Barcelona. Aterrizar en una de las ligas top, la española, le abrió las puertas definitivas a situarse como uno de los jugadores de referencia a nivel mundial.

Una primera temporada más bien discreta ha dado paso a una segunda en la que su cambio ha sido radical. Atrás quedaron la presión de ser el fichaje estrella, los líos con su contrato y la supuesta mala relación con Messi.

Ahora, el brasileño es uno de los líderes del Barça, gracias a su rápida adaptación al fútbol europeo y, primero, a su alianza con Messi, y, después, también con Luis Suárez, formando parte de un tridente que ha destrozado registros goleadores. Ya es el jugador más seguido después del argentino.

Con la selección, ya accedido a la capitanía y es la referencia del equipo. Por nombre y por sus actuaciones. Algo que corroboraba en esta Copa América.

Sin embargo, la polémica siempre ha envuelto al brasileño. Entre los rivales, se le tacha, entre otras cosas, de 'teatrero'. También de actuar mal en la victoria, ahí donde el deportista también se hace grande. Esa forma de competir que desquicia a sus 'colegas' de profesión tuvo su último exponente en la final de Copa. Ya acabando el partido y con el título sentenciado, una filigrana del culé encendió los ánimos de los jugadores del Athletic, que vieron en su acción un gesto de menosprecio hacia ellos.

Meses antes, y en la misma competición, fue el Atlético de Madrid quien 'sufrió' a Neymar en el que, quizá, ha sido su mayor lío en España. La actitud del culé, el mejor del partido con acciones llenas de calidad y dos goles, exasperó a los jugadores colchoneros. Su actitud —se encaró con Torres camino de los vestuarios en el descanso— le situó en el centro de las críticas de jugadores y público. "Neymar tiene un estilo de juego, tira caños, habla... Es su forma de jugar (...). Siempre hace gestos feos cuando va ganando. Algún día tendrá algún problema, pero si a él le gusta...", dijeron los atléticos. Incluso Luis Enrique le dio un toque: "Los profesionales tienen que ser inteligentes y saber que al final tienen compañeros enfrente, aunque en este momento sean rivales", dijo el asturiano.

Sin embargo, parece que el brasileño no tiene intención de cambiar y al respecto de las críticas ha manifestado que "nadie está obligado a gustar a nadie, pero hay una cosa que se llama respeto".

Líos extradeportivos

Ya desde su llegada a Can Barça, el fichaje de Neymar trajo consigo luces y sombras. La Audiencia Nacional abrió una investigación sobre el fichaje del ex del Santos para ver si la institución culé cometió un delito fiscal contra la Hacienda Pública y defraudó alrededor de nueve millones de euros. Esta investigación implicó la dimisión de Sandro Rosell, que no acabó su mandato.

Pero hay más, hace apenas unas horas, el juez José de la Mata ha admitido a trámite la querella interpuesta por DIS, empresa que tenía parte de los derechos del Neymar, contra el jugador brasileño y el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, por delitos de corrupción entre particulares y estafa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento