Cuestionado su estado físico en los últimos días, Rafa Nadal difuminó temporalmente todas las dudas en la pista. El tenista mallorquín sumó su segunda victoria consecutiva en el Málaga Máster Internacional de Tenis, en cuya final venció a su paisano Carlos Moyá (6-3 y 6-4). Nadal impuso un ritmo de juego muy rápido al que Moyá no pudo responder.