Scola
Scola sufrió la contundencia de los Tall Blacks REUTERS
La selección argentina se hizo hoy con el pase a los cuartos de final del Mundial 2006 al superar a un combinado neozelandés que convirtió el partido en una auténtica
batalla campal.

La "albiceleste", que se caracteriza por no arrugarse ante ningún rival, entró en la pelea cuerpo a cuerpo y salió airosa, gracias a la calidad de Ginóbili (26 puntos) y Oberto (24 puntos).

En los primeros compases del choque, los pupilos de Sergio Hernández no tardaron en abrir una pequeña brecha en el marcador (15-7), gracias a un Oberto imponente. Sin embargo, los "Tall Blacks" endurecieron su juego ante el beneplácito de los árbitros.

El argentino Scola sufrió un tremendo golpe en la cara que le hizo perder dos dientes

En el segundo cuarto el juego se endureció aún más. Scola, que en el anterior corte tuvo que retirarse tras sufrir un fuerte golpe en la cara que le hizo perder dos dientes, se tuvo que emplear a fondo ante el poco acierto de sus compañeros.

Las defensas alternas le daban resultado a Nueva Zelanda, pero suspendía en la faceta ofensiva y en ningún momento dio la impresión de poder adelantarse en el luminoso.

El partido había quedado reducido a una pelea en la que volaban los codos. Oberto tuvo sus más y sus menos con Cameron, y Nocioni quedó conmocionado en el centro del campo tras un brutal bloqueo.

Mientras, Ginóbili, con continuas penetraciones logró que los neocelandeses no se salieran con la suya.

Segunda parte más tranquila

En la segunda mitad, a Argentina le bastó con mejorar su porcentaje de aciertos y tras armar un par de contraataques buenos rompió el partido.

Nocioni, tras recibir una gran asistencia de Pepe Sánchez, inauguró su casillero de anotación y colocó a su equipo con una ventaja que comenzó a ser definitiva (47-35, min. 24).

Ginobili mantuvo su ritmo de anotación y poco después amplió la renta tras un mate en contraataque y dos tiros libres (53-37).

El escolta de los San Antonio Spurs finalizó dando un pequeño recital que tumbó ya definitivamente al gigante oceánico, que en el pasado Mundial de Indianápolis había dado la sorpresa al alcanzar las semifinales.

Ficha técnica:

79 - Argentina (21+16+22+20): Sánchez (4), Nocioni (2), Scola (12), Ginobili (26), Oberto (24) -cinco inicial-, Prigioni (4), Farabello (0), Gutierrez (0), Delfino (2), Fernández (0), Herrmann (2) y Wolkowyski (4).

62 - Nueva Zelanda (16+13+15+18): Penney (11), Henare (5), Boucher (0), Bradshaw (9), Cameron (6) -cinco inicial-, Dickel (15), Olson (0), Jones (9), Winitana (0), Frank (5) y Rampton (2).

Árbitros: Nikolaos Zavlanos (GRE), Shmuel Bachar (ISR) y Milivoje Jovcic (SCG). Excluyeron a Boucher por personales (min.35).

Incidencias: Encuentro de correspondiente a los octavos de final del Mundial de Baloncesto disputado en el Saitama Super Arena, en la ciudad de Saitama (colindante al norte con Tokio), ante unos 5.000 espectadores.