Magic Johnson
La exestrella de la NBA Earvin 'Magic' Johnson, en una imagen de archivo. EFE

La NBA multó este martes a Los Angeles Lakers con 50.000 dólares por haber violado de nuevo la llamada regla anti-interferencia. La multa fue impuesta como respuesta a unas declaraciones hechas por Earvin Magic Johnson, presidente de operaciones del club, sobre el buen desarrollo y rendimiento que está teniendo el alero estrella Giannis Antetokounmpo, de los Milwaukee Buks. De acuerdo con la mencionada norma, Johnson no tiene autoridad para hablar de jugadores que no pertenecen a su organización.

Johnson había elogiado el gran nivel de juego en el que se encuentra Antetokounmpo durante una entrevista con la cadena de televisión ESPN, en la que destacó que el jugador europeo algún día llevaría a los Milwaukee a conseguir un título de campeones de la NBA. Johnson fue más allá cuando admitió que Antetokounmpo poseía similitudes en su estilo de juego con las que él también desarrolló cuando era profesional con los Lakers.

"En su habilidad para manejar el balón y su capacidad como pasador", analizó Johnson. "Él juega por arriba del aro; yo nunca pude hacer eso. Pero su entendimiento del juego, creatividad para asistir a sus compañeros, ahí somos iguales. Puede capturar el balón bajo la canasta, hacer el pase y crear una jugada".

"Simplemente me siento contento de que él [Antetokounmpo] esté como titular en el Partido de las Estrellas porque se lo merece. Va a ser ganador del premio al Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) y campeón. Pondrá a Milwaukee en el mapa, y pienso que algún día les brindará un título", subrayó Johnson.

Antetokounmpo, de 23 años, ha establecido sus mejores promedios como profesional en lo que va de temporada —la quinta—, al lograr 28,0 puntos; 10,4 rebotes y 4,7 asistencias. No se sabe si los Bucks hicieron algún tipo de denuncia a la NBA o si fue la propia liga la que estableció la multa tras conocer las declaraciones ofrecidas por Johnson.

Johnson ya generó una multa de 500.000 dólares a los Lakers por haber contactado con el alero Paul George cuando todavía pertenecía a los Indiana Pacers antes de ser traspasado a los Oklahoma City Thunder.

El actual presidente de operaciones de los Lakers, después de haber sido multado por primera vez, reconoció que cuando llegó a su nuevo cargo como directivo de los Lakers tuvo que ponerse al día en todo lo relacionado con el convenio colectivo que rige las relaciones laborales entro de la NBA.