La recuperación de Elías parece milagrosa. El piloto catalán se fracturó el fémur de su pierna izquierda el pasado 28 de junio, durante el Gran Premio de Holada en Assen. 51 días después, Elías podría montarse sobre su Honda para disputar la carrera de MotoGP en el circuito de Brno, este domingo, gracias al grandísimo trabajo de recuperación realizado estos dos últimos meses por parte del piloto español.

Según podemos contemplar en la edición del diario As, el motoclismo español estaría de enhorabuena de nuevo este fin de semana, al consumarse una de las recuperaciones más vertiginosas e increíbles del deporte.

El elegido, Toni Elías, interrumpió el campeonato del mundo de motociclismo, a consecuencia de una caída sufrida en el circuito de Assen, el pasado mes de junio, durante la primera sesión de entrenamientos libres.

"Estoy contento de estar aquí, aunque no me encuentre al cien por cien. Debo estar al 60 %, pero creo que tampoco hace falta estar al máximo para pilotar una moto. Desde el momento que me hice daño, nos pusimos como objetivo Brno y hemos trabajado muchísimo a base de fisioterapia para recuperarme cuanto antes. Creo que lo hemos conseguido", aseguró el piloto catalán.

En cuanto a las posibilidades que posee de pilotar este domingo en el GP de la República Checa, Elías aseguró que hará todo lo posible para que sus médicos le den permiso. "Voy a probar y me lo voy a tomar como un entrenamiento. He venido para salir el domingo, pero sé que dependo de los médicos. De momento me han dejado salir el primer día del Gran Premio".

En cuanto al exigente trabajo que necesitan las lesiones para ser superadas, el español señaló el esfuerzo por recuperarse cuanto antes. "Las lesiones siempre son difíciles de recuperar y ésta lo ha sido. Se han juntado varias cosas porque, a causa de la lesión, tuve bastantes problemas de sangre con unas transfusiones que me debilitaron y una anemia. Ha sido duro, pero mis vacaciones han sido trabajar para estar aquí y me da confianza que mi fisioterapeuta, Ricard, esté aquí conmigo. Eso me hace sentirme más seguro porque conoce bien mi lesión", concluyó el piloto de Moto GP.