Críticas por un «árbitro parcial» La última derrota en liga del Granada 74, que desperdició la primera posibilidad de asaltar la zona de ascenso a Primera ante la Real Sociedad, ha provocado gran malestar en el seno del club rojillo por el arbitraje del riojano Caballero Herreros.

El colegiado dejó al equipo granadino con diez hombres en el primer tiempo por una discutida expulsión del lateral Manolo Ruz. Además, según el club andaluz, Herreros llevó a cabo un arbitraje parcial y minó la moral de los locales con decisiones en su contra.

El entrenador del Granada 74 no quiso hacer declaraciones tras el encuentro, pero el jugador Luque calificó al árbitro de «sinvergüenza».

También extrañó en el equipo las declaraciones del técnico de la Real, Chris Coleman: «Ha sido el mejor arbitraje de la temporada».

No obstante, los andaluces se mantienen séptimos con 25 puntos, a tres de la última plaza de ascenso que ocupa el Sporting.