La española Mireia Belmonte consiguió la medalla de plata en los 400 estilos de los Europeos de natación en piscina corta, disputados en Debrecen (Hungría), y cerró la cosecha española en cuatro metales.

Belmonte cuajó un sensacional cuarto día de competición donde llegó a batir por doble ocasión el récord español de los 400 libres, y que cerró con una medalla de plata, la cuarta para España tras los dos bronces de Aschwin Wildeboer (50 y 200 metros espalda) y la plata de Erika Villaécija en los 800 metros libres.

Belmonte cuajó un sensacional cuarto día de competición donde llegó a batir por doble ocasión el récord español de los 400 libres

La nadadora del CN Hospitalet destrozó el récord de España con un tiempo de 4:31.06. Y es que, por la mañana, Belmonte había batido otra vez la mejor marca nacional en las semifinales, gracias a un 4:35.18. Sorprendente, antes del Europeo, el récord de España estaba en su posesión, pero con un tiempo de 4:38.33.

Mireia se llevó la plata en una prueba dominada por la italiana Alessia Filippi con un tiempo de 4:30.46, mientras que el bronce fue para la francesa Camille Muffat con una marca de 4:31.38.

Tras la finalización de esta prueba llegó el turno para el gran triunfador español de los Europeos, Aschwin Wildeboer, que se fue sin medalla en la final de los 100 espalda. El nadador español terminó cuarto a 16 centésimas del tercer clasificado, el alemán Helge Meeuw. La plata correspondió al austriaco Markus Rogan y el oro para el ruso Stanislav Donets, que se impuso con claridad con un tiempo de 50.61, a seis décimas del récord del mundo.

Dos récords más  de España

Antes de que Wildeboer saltara en la prueba de los 100 espalda, Rafa Muñoz había regalado la primera alegría para la representación española con un nuevo récord de España en los 50 metros mariposa gracias a un tiempo de 23.16, que le sirvió para luchar en la final.

Quien también sumó otro nuevo récord nacional en una final fue Escarlata Bernard, que se coló en la final de los 200 espalda junto con otra española Marce Da Rocha. Tanto una como otra recibieron un gran premio con su clasificación para la final y ninguna pudo hacer la machada, aunque Bernard aprovechó la cita para establecer un nuevo récord con un tiempo de 2:07.90, que acabó con la anterior marca que también estaba en su poder desde el 21 de abril del presente año (2:08.35), cuando la logró en Gijón.

Así, se puso punto y final a este Europeo que dejó 18 récords de España, siete del mundo y 11 de Europa (donde se incluyen los del mundo). Un campeonato en el que España se marchó con cuatro metales, algo que no conseguía desde el año 2000, cuando se celebraron en Valencia (seis medallas). Y mejoró también la cifra del último Europeo de Helsinki donde dos medallas fueron el bagaje total de los españoles.