Los aficionados alemanes han pedido, a través de su federación, 2,6 millones de entradas para los partidos de su selección en la primera fase de la Eurocopa de junio en Austria y Suiza.

Es evidente que los seguidores de la selección mantienen la euforia del Mundial

"Se trata de cifras aplastantes. Es evidente que los seguidores de la selección mantienen la euforia del Mundial. Por eso es lamentable que comparativamente sólo podamos proporcionar entradas a pocos aficionados", dijo el secretario general de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach.

La DFB sólo tiene a su disposición poco más de 21.000 entradas, 14.000 de las cuales se sortearan entre los solicitantes a finales de este mes.

Según Niersbach, el principal problema es la poca capacidad que tienen los estadios en Suiza y Austria.