¿Qué ver en Milán? Lugares imprescindibles... además de San Siro

  • La ciudad de Milán rezuma historia y esconde rincones sorprendentes.
  • Desde obras maestras de Leonardo da Vinci a la arquitectura gótica más refinada.
  • Planes alternativos para matar el rato antes y después de la gran final de San Siro.
  • Especial sobre la final de la Champions League.
Fachada del Duomo de Milán.
Fachada del Duomo de Milán.
GTRES

En un país como Italia, repleto de mecas turísticas de la talla de Venecia, Roma o Florencia, la ciudad de Milán suele quedar en un segundo plano en los grandes circuitos turísticos, pero no por ello carece de atractivos. Desde obras maestras de Leonardo da Vinci a la arquitectura gótica más refinada, la capital de Lombardía rezuma historia y esconde rincones sorprendentes. Aquí van algunos lugares imprescindibles para visitar antes o después de la gran final de San Siro.

1. Piazza del Duomo. Esta céntrica plaza es el corazón de Milán y donde se concentran sus principales puntos de interés. Presidida por el Duomo, la imponente catedral de mármol blanco de la ciudad, esta concurrida plaza será seguro un punto de encuentro para todos los aficionados. El Duomo es una de las mayores catedrales góticas de Europa, con una nave central de 45 metros de altura. No hay que dejar de subir a su azotea panorámica para pasear entre gárgolas góticas por el tejado y contemplar en la lejanía los Alpes nevados. Otro lugar emblemático de la plaza es la galería comercial Vittorio Emanuele II, construida en el siglo XIX y que luce una espectacular cúpula de hierro forjado y cristal. Con más de 130 años de antigüedad, sigue albergando tiendas de lujo y refinadas cafeterías. Atravesando esta galería se llega al teatro de La Scala, uno de los templos de la ópera más afamados del mundo.

2. Castillo Sforzesco. Levantado en el siglo XIV, fue la residencia del condotiero Francisco Sforza, fundador de una de las dinastías con más solera de Italia y gobernador de Milán a principios del siglo XV. Se trata de una enorme fortaleza que sigue en pie en el centro de la ciudad y que está rodeada de un agradable parque al que los milaneses acuden en masa los fines de semana. En su interior hay varios museos, que albergan desde obras del Renacimiento pertenecientes a la familia Sforza y reliquias del antiguo Egipto.

3. Navigli. Milán también tiene canales y estos se encuentran en el barrio de Navigli, al sur de la ciudad. Aunque el sueño original de convertir Milán en un puerto comunicado con el mar Adriático, a través de esta red de canales y del río Po nunca llegó a materializare del todo, los canales de Navigli, cuyo origen se remonta a la Edad Media, fueron de gran utilidad para que prosperaran el comercio y la industria milanesa. En la actualidad, las calles que discurren junto a los canales se han transformado en una zona de moda, muy animada por las noches, con tiendas alternativas, pizzerías y bares para tomarse una copa.

4. La Última Cena. Una de las obras más famosas de Leonardo da Vinci se encuentra a buen recaudo en la vieja iglesia-convento de Santa Maria delle Grazie de Milán. Se trata del mural de La Última Cena, encargado al genio del Renacimiento para decorar una de las paredes del refectorio de los dominicos y que se ha convertido en obra cumbre del arte universal. El mural, en el que aparecen retratados Jesucristo y los doce apóstoles, ha sido objeto de múltiples interpretaciones  y estudios, que han hallado en su interior mensajes ocultos para todos los gustos. El exterior del convento destaca por su cúpula poligonal, diseñada por Bramante.

5. Cuadrilátero de oro. Milán es una de las capitales mundiales de la moda y las principales firmas de la alta costura italiana se concentran en el interior del llamado Quadrilatero d'Oro, un pequeño barrio en pleno centro de la ciudad delimitado por las calles Monte Napoleone, Alessandro Manzoni, Via della Spiga y Corso Venezia. Hay que preparar la billetera si se quiere renovar aquí el fondo de armario, pero es una visita obligada para los amantes de la moda y los 'fashion victims'. Armani, Versace, Prada, Dolce & Gabbana... no falta ninguno de los grandes diseñadores italianos.

6. Lago di Como. Si lo que se busca es tranquilidad y huir del ajetreo urbano, nada mejor que una escapada al Lago di Como. Por menos de 10 euros se puede ir en tren desde la estación de Cardona en un trayecto de 50 minutos. Este lago alpino es uno de los más profundos de Europa y su bucólico paisaje servirá para relajar los ánimos antes o después del partido. Hay muchas pizzerías para comer junto a las frescas aguas del lago.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento