Messi
Momento en el que Messi, descalzo, centra para el 0-3 de Vidal. EFE

El argentino Leo Messi ha marcado goles y ha dado asistencias de infinidad de maneras, pero este sábado en el Bernabéu ha hecho algo inédito en él: dar un gol descalzo.

El 10 del FC Barcelona fue el que centró para que Aleix Vidal marcara el 0-3 del clásico en el minuto 93. Messi arrancó desde la derecha, superó a Marcelo y dio el pase. En el inicio de su cambio de ritmo ante el lateral zurdo del Madrid, Messi perdió su bota derecha, pese a lo cual continuó la jugada, que acabó en gol.

La acción de Messi no es ilegal. El reglamento dice que "un Un jugador que pierda accidentalmente un zapato o una espinillera deberá volver a colocárselo lo más pronto posible, nunca más tarde que la próxima vez que el balón deje de estar en juego; si antes de ello el jugador juega el balón y/o marca un gol, el gol será válido". Es decir, que en este caso, en el que el balón siguió en juego unos segundos hasta el gol, Messi podía continuar sin bota.