Combo fichajes invernales de la historia de la Liga
Combo con los fichajes invernales de la historia de la Liga. EFE Y DarzMol/Wikipedia

Con mayor o menor fortuna, y con la mitad de la temporada ya consumida, los clubes miran esperanzados al nuevo periodo de contrataciones que se abrirá en poco menos de dos semanas.

Es el mercado de fichajes de invierno que, cierto es, para muchos equipos constituye una solución para aquellos huecos que se quedaron sin cubrir en verano, los contratiempos propios de la temporada o para enderezar el rumbo.

Pero no siempre es así. La historia dice que hay refuerzos en esta época del año que se han convertido en un auténtico acierto, hayna sido fugaces o hayan perdurado en el club. Sin embargo, esa misma memoria alerta de sonados fracasos que han sido, más que una salvación, una condena para los clubes que acogen a esos jugadores.

Para todos los gustos y colores —el Barça es el club al que, históricamente, peor se le ha dado este periodo de fichajes—, ningún equipo se salva de tener grandes aciertos pero también grandes fiascos en sus filas.

Mejores fichajes

- Marcelo (R. Madrid). Llegó muy joven a las filas merengues en enero de 2007 y, desde entonces, ha pasado a ser uno de los mejores laterales del mundo.

- Edgar Davis (Barça). El holandés tuvo un paso fugaz pero brillante por el Barcelona, al que llegó a principios de 2004. Su rendimiento propició que el Barça levantara el vuelo en la Liga, quedando subcampeón.

- Diego López (R. Madrid). Llegó casi de rebote en la 2012/2013, tras la lesión de Casillas. Vivió momentos de éxito en la portería del Madrid.

- Juanfran (Atlético). Llegó en la 2010/2011 al Atlético procedente de Osasuna y, pese a su discreta primera temporada, cambió su posición en el campo para convertirse en titular fijo de Simeone e internacional con Del Bosque.

- Rakitic (Sevilla). Llegó en 2011 procedente del Shalke y, aunque muy pocos le conocían, poco a poco se convirtió en uno de los mejores centrocampistas de la Liga. Por eso, el Barça se fijó en él para ficharlo.

- Banega (Valencia). En enero de 2008 llegó al Valencia por una cifra alta, unos 20 millones, y aunque tuvo altibajos, pronto se convirtió en uno de los mejores jugadores que han pasado por el equipo che en los últimos años. Su calidad es indiscutible.

- Higuaín (R. Madrid). Llegó en el año 2007: sumó 264 partidos y 121 goles tras su paso por el Real Madrid. Aunque con luces y sombras, siempre se le recordará en Chamartín por ser uno de los más rentables de la época más reciente.

- Javi Guerra (Málaga). Cedido en 2015, el delantero de 33 años recuperó su mejor estado de forma consiguiendo 5 goles en los 13 encuentros ligueros en los que participó, siendo todo un acierto.

- Aduriz (Athletic). Fue el regreso del hijo pródigo a San Mamés en el año 2006. Actualmente, es uno de los delanteros españoles más en forma.

- Dani Alves (Sevilla). En enero de 2004, el conjunto sevillano lo adquirió en propiedad por unos 850.000 euros. Es uno de los mejores laterales de la última década, vivió con el Sevilla grandes títulos y ahora lo hace también con el Barça.

Peores fichajes

- Gago (R. Madrid). Decían de él que era el nuevo Fernando Redondo. Con calidad en el toque, el centrocampista llegó al Madrid en enero de 2005 por alrededor de 20 millones. No llegó a demostrar todo lo que se le presuponía y fue cedido a la Roma cuatro años después.

- Elías (Atlético). El brasileño llegó en enero de 2011 por 7 millones de euros procedente del Corinthians. Pasó sin pena ni gloria por el club colchonero. "Fue una experiencia negativa", comentó el jugador en su salida.

- Tardelli (Betis). Era una de las joyas emergentes del fútbol brasileño. Con 20 años, llegó al Betis pero fue un fracaso: jugó 12 partidos y anotó un solo gol.

- Bogarde (Barça). Es recordado como uno de los mayores pufos de la época en Can Barça. Llegó de la mano de Van Gaal en 1998, pero fue incapaz de mostrar el nivel que exhibió en el fútbol holandés y se marchó año y medio después al Chelsea.

- Lucas Silva (R. Madrid). El brasileño legó al Madrid en enero de 2015, pero nunca logró entrar en el equipo del entonces técnico, Carlo Ancelotti. Actualmente está cedido en el Olympique de Marsella.

- Chori Domínguez (Valencia). Deslumbró a Europa en sus partidos con su equipo, el Rubin Kazan, ante el Barça en la Liga de Campeones. Por eso, el Valencia lo firmó libre de contrato en diciembre de 2010. Pero nunca llegó a adaptarse ni a encontrar un hueco en el equipo, siendo constantes los enfrentamientos con Unai Emery.

- Bebeto (Sevilla). El delantero brasileño llegó en diciembre del 96, costó en torno a 4 millones de euros y en su haber ningún gol en aquel Sevilla que descendió.

- Huntelaar (R. Madrid). El ariete llegó al Madrid del Ajax por 20 millones de euros. Se esperaba mucho de él, pero 8 goles en 20 partidos propiciaron su venta por 18 millones al Milan.

- Maxi López (Barça). Una plaga de lesiones propició su llegada a cambio de 6 millones de euros para reforzar la delantera. En su estancia en el Camp Nou —2 temporadas— logró 2 goles en 19 partidos y varias lesiones.

- Fernando Torres (Atlético). Volvió al club de sus amores 17 años después hace ahora un año. Una vuelta deseada por los colchoneros pero no del todo rentable. El madrileño no es ni mucho menos un fijo en los planes de Simeone y su participación y goles son intermitentes.

¿Qué suena para este mercado invernal?

Los despachos de los clubes de la Liga echan humo, con el consiguiente baile de nombres.

Suenan para el Real Madrid nombres como los de Lucas Biglia o Hazard, a la espera de que se concrete el que parece ser el gran sueño de Florentino: Lewandowski; para el Barça, que ya podrá fichar y dar de alta a jugadores tras la sanción de la FIFA, no han dejado de girar sobre su órbita Alexandre Pato y Verrati; Pedro Mosquera, un excanterano del Madrid, podría volver a la capital de España pero en las filas del Atlético.

Un color más exótico tienen las intenciones del Valencia y del Sevilla. Los ches podrían haberse fijado en el ariete japonés Keisuke Honda mientras que los andaluces habrían puesto su objetivo es el mediocentro y toda una promesa turca de 21 años Okay Yokuslu, que milita en el Trabzonspor.