Fernando Alonso
El piloto asturiano de Fórmula 1, Fernando Alonso, tras el GP de Brasil. MOVISTAR

Fernando Alonso y Sebastian Vettel tuvieron este domingo un serio encontronazo en la pista de Interlagos. El alemán de Ferrari adelantó al asturiano de McLaren, con una maniobra dudosa que hizo que Alonso se saliera de la pista.

"No creo que pase nada. Había una escapatoria de asfalto y me fui por ahí pero si hay muro me voy contra él o contra Vettel, que será lo que haga la próxima vez. Él tiene más puntos que perder", explicó el piloto español sobre un adelantamiento en la vuelta 43 en el que se quejó de la acción del de Ferrari.

Sebastian Vettel no fue sancionado por la acción pese a la protesta de Alonso. El alemán acabó en la quinta posición y el español, en la décima.

El asturiano entendió las dudas de dirección de carrera por las condiciones adversas que retrasaron el inicio. "Se aplica el sentido común. Las condiciones eran difíciles, cada vez que se partía la carrera no se vía nada, lo vimos en el accidente de Kimi. Lo más difícil era la visibilidad y el 'aquaplaning'. Era la solución lógica supongo parar la carrera a veces", afirmó.

Pese al punto y las condiciones de lluvia que pedía, Alonso reconoció que no estuvieron a buen nivel. "Ha sido una carrera de altibajos. No íbamos muy bien. En la primera parte Hülkenberg se me iba y Bottas presionaba mucho. No teníamos el ritmo necesario. Ahora queda una carrera y hay que intentar terminar con buen sabor de boca", explicó.