Adel Mechaal
Adel Mechaal, en los mundiales de Londres. AFP

Elijah Manangoi encabezó un doblete keniano en la final de 1.500 de los Mundiales y por detrás el noruego Filip Ingebrigtsen salió airoso de una encarnizada pelea con el español Adel Mechaal (3:34.71), que se quedó sin bronce sólo 18 centésimas.

Manangoy se impuso con un registro de 3:33.61, seguido de su compatriota Timothy Cheruiyot, en tanto que Ingebrigtsen defendió con todo su tercer puesto (3:34.53) frente a la llegada agónica de Mechaal, que igualó el cuarto puesto de Manuel Olmedo en Daegu 2011.

Con una marca de 3:28.80 en Mónaco, Elijah Manangoi se presentaba como favorito frente a su compatriota Asbel Kiprop, tres veces campeón. Cumplió con creces el primero, pero no este último, que en la última vuelta cayó hasta el noveno puesto.

Manangoi tomó la cabeza desde la salida y al paso por el 400 aceleró Cheruiyot, que se llevó consigo a sus dos compañeros de equipo. Por un momento se atisbó un triplete keniano, pero en el penúltimo giro Ingebrigtsen y Mechaal, en una carrera rápida, perfecta para ambos, fueron ganando terreno.

"No soy un dopado"

"Me he quedado a una centésima de mi marca personal. Lo que más me duele es perder esa medalla de bronce. Iba progresando, pero el noruego se ha cerrado y se ha echado a mi calle", explicó en la zona mixta.

He pasado muchos controles"Lo he dado todo, si duda", añadió, "Me he dejado la piel. Seguiré entrenándome para hacerlo lo mejor posible. He salido bastante atrás. Bueno, a mitad de grupo. No sabía que los kenianos iban a romper la carrera tan temprano. Abrieron hueco, pero yo, a falta de pocos metros, me eché encima".

A Mechaal le queda "la espina de que si hubiera ido por el exterior podría haber pasado al atleta noruego".

"Hace unos meses no sabía si iba a seguir en el atletismo. Estaba desolado, muy triste por el trato que estaba recibiendo y por las acusaciones. Ha sido muy duro, pero hoy he demostrado que el Mechaal de ahora es mucho mejor que el del 2016 que decían que se dopaba".

"He pasado muchos controles", reiteró. "No soy un dopado ni un apestado. Todo ha sido muy duro, pero mi entorno me ha apoyado y con eso me quedo.Voy a seguir trabajando para tratar de lograr medallas para España. Este año aún no ha acabado. Me quedan cinco competiciones hasta el 10 de septiembre".

Mechaal señaló que en el estadio estaban los dos abogados que le han defendido.

"Me he dejado la piel y la vida corriendo. Espero que esta actuación haga olvidar todo lo demás. Aunque soy muy joven soy un atleta que en 5.000 y 10.000 puedo lograr muchas medallas. No quiero retrasar el salto a esas distancias. Quiero apostar por distancias largas sin olvidar el 1.500, con el que tengo una cuenta pendiente", aseguró.

Quinto puesto y récord de España en el 4x400

Un quinto puesto del relevo 4x400 con nuevo récord de España (3:00.65) ha puesto un broche brillante a una deficiente actuación del equipo español en los Mundiales de Londres.

El cuarteto formado por el palentino Óscar Husillos, el toledano Lucas Búa y los canarios Darwin Echeverry y Samuel García, estuvo durante casi toda la carrera en el cuarto puesto y sólo cedió una plaza al final, pero acabó con un registro de 3:00.65, pulverizando el récord de España anterior.

El equipo, que hasta hace pocos días no supo que podría participar, por ránking, en estos campeonatos, batió el récord de 3:01.42 que un equipo integrado por Iván Rodríguez, David Canal, Antonio Andrés y Antonio Reina logró en los Mundiales de Edmonton 2001, en los que se metió en la final y acabó sexto.