McLaren
Stoffel Vandoorne, al volante del McLaren, en la segunda jornada de test en Montmeló. McLAREN

El compañero de Fernando Alonso, el belga Stoffel Vandoorne, ha sufrido un problema con los escapes en la segunda jornada de test en Montmeló, que ha limitado su programa previsto para este martes.

Según diversas fuentes, un escape del McLaren MCL33 se ha roto y ha provocado quemaduras que han dañado cables y algunos sensores, lo que ha obligado a los mecánicos a desmontar parte del monoplaza. El equipo metió el coche en boxes pasado el mediodía y ya no regresó a la pista.

En algunas imágenes que circulan por las redes sociales se aprecian las quemaduras en la carrocería del McLaren, provocadas por la rotura del escape.

Hasta el momento de la avería, Vandoorne había completado 37 vueltas al circuito catalán en una mañana muy fría en la que todas las escuderías han rodado muy poco.

Debido a las malas condiciones de la pista, los equipos de Fórmula 1 han acordado no parar al mediodía para comer y la jornada de pruebas de este martes se ha desarrollado de forma ininterrumpida.

Sebastian Vettel, al volante del nuevo Ferrari SF71H, ha sido el piloto más rápido con un crono de 1:19.673, el mejor en los dos días de test celebrados en Montmeló, firmado con neumático blando.

Segundo ha sido el Mercedes de Valtteri Bottas, a 0.303 segundos de Vettel, pero con neumático medio, un compuesto más duro que el utilizado por el alemán.

El tercer mejor registro ha sido el de Vandoorne, a poco más de medio segundo (+0.652), aunque el piloto de McLaren lo ha conseguido con el nuevo neumático hiperblando, mucho más rápido que los utilizados por Vettel y Bottas.

Carlos Sainz ha completado 65 vueltas y ha cerrado la jornada con el quinto mejor crono (+1.539), firmado con neumático blando.

Otro protagonista ha sido el polaco Robert Kubica, que regresó a los circuitos por la tarde como piloto de pruebas de Williams. Sus prestaciones le permitieron marcar un mejor tiempo de 1:21.495, mejor que el 1:21.822 de su compañero, el ruso Sergey Sirotkin.