Gol de Mbappé
Kylian Mbappé celebra su gol en el Celtic - PSG. EFE

El delantero francés del París Saint-Germain Kylian Mbappé se encuentra bien físicamente y quiere volver a jugar este miércoles en partido de Copa de Francia contra el Guingamp, aunque los médicos le someterán a nuevas pruebas por prudencia, indicó el entrenador, el español Unai Emery.

El técnico también señaló que es duda la presencia en el equipo para este encuentro de dieciseisavos de final del brasileño Neymar, que ya se perdió el partido liguero del pasado domingo contra el Lyon, en el que el PSG sufrió la segunda derrota liguera de la temporada.

Emery aseguró que Mbappé, que se retiró en camilla del encuentro contra el Lyon tras sufrir un duro golpe con el portero Anthony Lopes, "quiere jugar" y se encuentra "bien".

"Pero -puntualizó el técnico- recibió un golpe muy fuerte y hay que analizar lo que dirán los neurólogos que van a examinarle para ver si es peligroso que juegue contra el Guingamp".

El protocolo médico de los clubes franceses establece que, tras sufrir este tipo de choques, los jugadores sean sometidos a exámenes neurológicos para determinar si tienen secuelas y en ese caso prescribir ausencias preventivas.

El colombiano del Mónaco Radamel Falcao, por ejemplo, estuvo cuatro semanas de baja la pasada temporada por precaución neurológica tras haber sufrido un traumatismo.

En todo caso, Emery no se aventuró a precisar la duración de la ausencia de Mbappé, a menos de un mes del duelo de ida en el Bernabeu de octavos de final de la Liga de Campeones contra el Real Madrid.

En cuanto a Neymar, el entrenador aseguró que sufre una elongación y que, pese a que lo consideró "una pequeña lesión", hay que esperar a ver cómo se siente el futbolista para determinar si está listo para el duelo copero.