Massa
Massa, serio, muestra su preocupación ante el nuevo manejo de los monoplazas. (EFE) EFE

El piloto de Ferrari Felipe Massa ha asegurado que las nuevas normas para la Fórmula Uno, que entrarán en vigencia el próximo año 2008, causarán más accidentes sobre las pistas mojadas, en relación a la ausencia del control de tracción de los monoplazas, ni las llamadas de ayuda a los pilotos, según recoge Reuters las palabras del brasileño.

Por ello, la escudería italiana probó esta pasada semana con el ex piloto Michael Schumacher para probar las evoluciones de la marca en sus monoplazas de cara a la próxima campaña.

El ex piloto alemán está habituado a coches sin ayudas y así lo reflejó marcando los mejores tiempos del martes y el miércoles en los entrenamientos en el circuito de Montmeló, en Barcelona.

"El hecho es que no tengo ninguna experiencia sin control de tracción, y lo hice fatal", se quejó el brasileño Massa en La Gazzetta dello Sport del viernes.

"En primer lugar, el acelerador es como un botón. Tienes que ser lo más suave posible. Pero desde el punto de vista de la seguridad, estas limitaciones sobre el uso de la electrónica parecen un paso atrás. En las carreras sobre piso mojado vamos a tener mucho más accidentes," añadió.