Martínez sobrevive

El gimnasta madrileño, actual campeón de Europa, entró tercero a la final absoluta, tras dos japoneses.
El alemán Fabian Hambuechen durante su ejercicio de paralelas, que terminó con una nota de 9,6.
El alemán Fabian Hambuechen durante su ejercicio de paralelas, que terminó con una nota de 9,6.
Julian Smith/EFE
Ayer fue el primer día de los Mundiales de Gimnasia Artística de Melbourne (Australia) y también el último para el, a priori, potente equipo español, excepto para Rafael Martínez y Manuel Carballo.
Martínez, tercero en la ronda de clasificación para la final individual (55,323 puntos), detrás de los japoneses Hiroyuki Tomita y Hishashi Mizutori, luchará mañana por conseguir lo que no ha logrado ningún gimnasta nacional: una medalla mundial en el concurso completo.
 
El reciente campeón de Europa en paralelas, Carballo, acabó con la séptima mejor nota (9,650) en ese mismo aparato y participará el domingo en la final.
 
Debacle colectiva
 
Por el camino se quedaron el doble campeón olímpico Gervasio Deferr (en salto con un escaso 9,412), Botella y Vivó. Víctor Cano espera su oportunidad como reserva en caballo con arcos con la décima puntuación.
 
El turno de Simone
 
Una plaga de lesiones ha dejado a Lenika Simone como la única representante femenina española. Compite hoy y tratará de meterse en la final individual del viernes, y por aparatos, apurará sus posibilidades en barra y paralelas.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento