Marion Jones
Marion Jones llora tras manifestar su retirada y hacer público su caso de dopaje. (EFE) EFE
La atleta estadounidense Marion Jones se ha presentado cuatro días antes de lo previsto en la prisión de Fort Worth (Texas), donde debe cumplir una condena de seis meses por
mentir a los investigadores federales sobre el uso de sustancias dopantes y en relación con un fraude bancario.

El diario Fort Worth Star-Telegram informó de que Marion Jones se presentó este viernes a las 12.00 en el centro médico Carswell como paso previo a su ingreso en la prisión. La portavoz de la Oficina Federal de Prisiones, Traci Billingsley, confirmó al periódico la llegada de la atleta a las dependencias carcelarias.

Jones, de 32 años, deberá cumplir seis meses en el módulo de mínima seguridad de la prisión, según el periódico, y luego tendrá que desarrollar servicios comunitarios durante dos años.

El 12 de diciembre pasado, Jones fue desposeída de las cinco medallas (tres de oro y dos de bronce) que había conseguido en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, tras confesar que se había dopado para competir.