El defensa Carlos Marchena ha asegurado este lunes, en su despedida como jugador del Valencia, que no deja el club de Mestalla dolido con nadie y que, por contra, lo hace con el recuerdo de los mejores momentos vividos en la entidad valencianista.

Marchena se va del Valencia traspasado al Villarreal, con el que ha firmado un contrato de tres temporadas, después de nueve años en el club valenciano, con el que ha logrado dos Ligas, una Copa de la UEFA, una Supercopa de Europa y una Copa del Rey.

"No me voy dolido con nadie, ni con rencor, cada uno es dueño de lo que ha hecho", ha dicho el ya ex jugador del Valencia"No me voy dolido con nadie, ni con rencor, cada uno es dueño de lo que ha hecho y yo tengo la conciencia muy tranquila, quien no la tenga allá él. Me voy con los mejores momentos vividos", ha asegurado en la ciudad deportiva de Paterna Marchena, quien espera despedirse de la afición en el campo cuando regrese a Mestalla con su nuevo equipo.

Además, a diferencia de David Villa y David Silva, el jugador andaluz, tras cerrarse el acuerdo de su traspaso, mostró su deseo de hacer una rueda de prensa para poder despedirse del que ha sido su club durante nueve años.

"Me voy sin reproches"

"Creo que era una falta de respeto irme sin despedirme y por eso estoy aquí. Además, para  mi es un orgullo que las figuras más representativas del club, el presidente -Manuel Llorente- y el entrenador -Unai Emery-, estén aquí en la hora mi adiós", ha indicado Marchena.

De los motivos de su salida, Marchena ha comentado que "en todo momento" ha estado esperando al Valencia para intentar renovar pero cree que "hay que entender" la situación de la entidad y que con su venta "se podrá poner más ladrillos en Mestalla". "Todos sabéis en que situación se encuentra el club. Me voy sin reproches y no hay más que decir", apostilla.

"El Villarreal me viene bien"

Ya por la tarde, en su presentación como jugador del Villarreal, Marchena aseguró que conoce "bien" la filosofía de su nuevo club, de la que dice que le gusta y que le va bien a sus características como profesional. "Conozco bien la filosofía y la forma de trabajar del Villarreal y me gusta y me viene bien. La maldición del club es la de luchar por algún título y por ello voy a intentar luchar por alcanzar ese objetivo", ha manifestado.

Ha reconocido que sabía que el Villarreal había preguntado por él en otras ocasiones y que había tenido contactos para conseguir su fichaje, por lo que era algo que le "rondaba la cabeza", pero en aquella ocasión "no pudo ser". "Ahora ha llegado esta oferta, era buena y por eso la he aceptado. Ha sido un cambio importante porque vengo de un club en el que he estado nueve años, pero ahora estoy aquí", ha agregado Marchena, quien considera que cambiar de equipo es "la vida del futbolista", aunque reconoce que "conocer bien" al Villarreal le ayudará.