Marc Coma
El piloto Marc Coma, en la redacción de '20minutos' tras ganar su quinto Dakar. JORGE PARÍS

Marc Coma, ganador de cinco ediciones del Dakar, entre ellas las dos últimas, anunció este jueves, y un tanto de manera sorpresiva, que abandona la competición para convertirse en el nuevo responsable deportivo del rally por etapas más duro del mundo.

La prioridad para el puesto era Coma porque tiene la experiencia necesaria y la frescura que precisa el rally

"No ha sido una decisión fácil para mí, pero creo que era el momento de dar este paso y cuando me llegó la oferta de los organizadores decidí aceptarla", indicó este jueves el corredor, de 38 años, que cuenta en su palmarés con los Dakar de 2006, 2009, 2011, 2014 y 2015.

A partir del año próximo, Coma se ocupará de la dirección deportiva de la prueba, número dos de la organización por debajo de su director, el francés Etienne Lavigne, y ocupará un puesto ejercido en las últimas diez ediciones por David Castera, que ha firmado con Peugeot como copiloto de Cyril Despres.

Lavigne señaló a Efe que "la prioridad para el puesto era Coma" porque "tiene la experiencia necesaria y la frescura que precisa el rally".

Coma, nacido en la localidad barcelonesa de Aviá el 7 de octubre de 1976, pone fin a una carrera deportiva plagada de éxitos, aunque ha sido en el Dakar donde se ha forjado su leyenda.

"Gestionar el final de la carrera de un deportista es más complicado que gestionar el éxito", señaló el catalán, que hace apenas unos años aseguraba que le gustaría algún día completar el rally al volante de un coche.

"Las cosas han cambiado desde entonces. Yo tenía un plan, que era superar a Peterhansel en motos antes de pasar a coches. Pero la oferta de los organizadores del rally lo ha cambiado todo", reconoció.

Pese a que aseguró encontrarse bien, Coma reconoció que "ha llegado el momento de cambiar". "Tenía la oportunidad de ganar un tercer Dakar consecutivo. Pero llevo 12 Dakar, 5 victorias, los jóvenes aprietan fuerte, el Dakar es cada vez es más difícil de ganar, en los dos últimos he sufrido muchísimo. Creo que es el buen momento, si no, no lo habría aceptado", indicó.