Diego Armando Maradona.
Diego Armando Maradona. EFE

Diego Armando Maradona habló en el programa 'Intrusos' de Argentina sobre su relación con Rocío Oliva, la mujer con la que ha convivido los últimos seis años, que parece haber llegado a su fin.

El exjugador empleó graves términos para describir el día a día con su ya expareja: "No soy pegador, pero era para arrancarle la cabeza", dijo.

Aunque en las últimas semanas han tratado de desmentir los rumores de ruptura, estas declaraciones de 'el Pelusa' evidencian los problemas: "El amor con Rocío está muerto. Ella no me despierta nada. Hace mucho tiempo que duermo solo. En Dubai, ella esperaba a que yo me durmiera para ir a sacarse fotos y mostrarle a sus amigos y esconderme cosas", explica el entrenador de los Dorados de Sinaloa.

"La verdad es que yo fui el boludo. Está totalmente fuera de mi vida y todo está en manos de los abogados", explicó, sobre los detalles económicos de su separación.