Dimitar Berbatov, del Manchester United
Dimitar Berbatov, delantero del Manchester United, se lamenta en el partido ante el Bolton Wanderers. EFE

El Manchester United, próximo rival del Valencia en la Liga de Campeones, no pasó del empate (2-2) en su visita al Bolton, y perdió la opción de acercarse al Chelsea después de que Michael Owen rescatase un punto en un choque que siembra las dudas en el conjunto de Alex Ferguson, tras la disputa de la sexta jornada de la Premier League.

Los visitantes volvieron a decepcionar fuera de casa, fueron siempre a remolque en el marcador y, además, tuvieron que sustituir a Rooney y Giggs, ambos con molestias. No obstante, antes de que los dos futbolistas dejasen el terreno de juego, el United ya había naufragado ante un voluntarioso Bolton que supo maniatar a su rival.

Ryan Giggs es baja para el partido de Champions ante el Valencia este martesLos locales, más agresivos durante todo el choque, no tardaron en adelantarse de la mano de Knigth, que aprovechó un balón dentro del área para superar a Van der Sar. Con su rival noqueado, el Bolton siguió buscando el segundo tanto, pero fue entonces cuando Nani se hizo con la dirección ofensiva de su equipo.

Los acercamientos de los visitantes se hicieron patentes y fue el portugués el que consiguió igualar el marcador tras unas gran jugada personal. A partir de ahí, el Manchester se hizo con el control de balón pero no era capaz de resolver en los últimos metros, mientras el Bolton esperaba su oportunidad, que llegó de la mano del ex atlético Petrov que adelantó de nuevo a su equipo.

Los nervios se hicieron patentes en los de Ferguson, pero diez minutos más tarde Michael Owen, que había salido desde el banquillo, consiguió concretar un cabezazo que rescató dos puntos para el United. Ahora, ya piensan en el duelo que les enfrentará al Valencia en Liga de Campeones el próximo miércoles.