La juez Milagros Aparicio fallará hoy la resolución sobre la validez o no de los votos llegados por correo para el computo de las elecciones del próximo domingo, tanto de los tramitados por correo ordinario como de los tramitados desde las distintas candidaturas.

Se celebró esta mañana una vista pública a la que asistieron como demandantes los abogados de los candidatos a la presidencia del Real Madrid Arturo Baldasano y Ramón Calderón, e intervinieron como testigos Manuel Torres Gómez, representante de la Junta Electoral y Mariano Rodríguez, socio del club.

Torres Gómez explicó que la Junta Electoral sólo se dedica a validar los votos que llegan a las oficinas del Real Madrid con la asistencia de los interventores de todas las candidaturas, siendo precintados en su presencia los sobres con los votos en su interior.

El otro testigo, Mariano Rodríguez, afirmó ser socio simpatizante de Ramón Calderón, y declaró que el pasado 27 de junio, día en que la juez decidió paralizar la recogida de voto por correo de las candidaturas, "vio a gente relacionada con Villar Mir metiendo en una camioneta delante de su sede sobres de votos por correo".

La magistrada-juez, en un auto hecho público el martes, ordenó a "todas las candidaturas proclamadas" que se "abstengan de continuar con la captación física de votos y su envío al club a través de Correos, ni por ningún otro medio, en tanto la Junta Electoral no dote de garantías efectivas a dicho procedimiento, tanto en lo relativo a la identificación del votante como en la emisión libre, directa y secreta del voto".

A la demanda efectuada por Ramón Calderón, y aceptada por la juez, se unió otra presentada por Arturo Baldasano, en la que añadía la petición de que el voto por correo debe ser anulado, y sobre la que la juez Milagros Aparicio se pronunciará hoy.