Sergio Ramos
El futbolista del Real Madrid Sergio Ramos, en rueda de prensa. (Efe) Fernando Alvarado

Si el martes fueron Oleguer y Guti los que empezaron la guerra psicológica por el título de Liga, el miércoles le tocaba el turno a dos defensas, el madridista Sergio Ramos y el azulgrana Sylvinho.

"Desconozco el vestuario del Barcelona. Tienen un gran plantel pero los grandes siempre tienen rachas buenas y malas. Ahora nosotros estamos en la buena. Para ellos es difícil mantener el nivel. Tanto tiempo a buen nivel siempre pasa factura y no están en buen momento aunque siguen arriba", dijo Sergio Ramos.

El defensa blanco se mostró confiado en las posibilidades madridistas: "Hay una diferencia mínima que hemos reducido. Estamos contentos y ahora tenemos que jugar con mucha tranquilidad sabiendo que cualquier fallo nos deja fuera de la lucha por la Liga. Está complicado, espero que se quede en Madrid".

Ahora veo un Bernabéu alegre, que nos está apoyando y vuelven a tener confianza en nosotros

Ramos no quiso profundizar en su análisis del rival y prefirió hablar del Madrid. "Por Barcelona no paro, puedo hablar de Madrid donde pienso en conseguir títulos. Ahora veo un Bernabéu alegre, que nos está apoyando y vuelven a tener confianza en nosotros".

"Hace tres partidos nadie nos veía con aspiraciones de ganar la Liga y ahora somos tres equipos peleando por el mismo objetivo. Somos uno de los favoritos aunque debemos ir con calma", agregó.

Sylvinho no ve nerviosismo

"Aquí no veo nerviosismo, lo que veo es un equipo que está haciendo un trabajo estupendo y que lleva muchas y muchas jornadas por delante del resto. Si hoy mismo acabara la Liga, el Barça sería el campeón", apuntó el lateral brasileño del Barcelona Sylvinho, quien matizó, no obstante, que el título no está, ni mucho menos, sentenciado.

"La Liga lleva mucho tiempo abierta, porque los rivales siempre han estado ahí. Eso no es ninguna novedad. Pero nosotros tenemos la ventaja de estar por delante y dependemos exclusivamente de nosotros mismos", subrayó.