Sergio Llull, Bullock y Andersen
Sergio Llull intenta taponar a David Andersen ante la mirada de Bullock en Vistalegre. (EFE) EFE

El Real Madrid se impuso en Vistalegre al todopoderoso Barcelona, en el primer partido del Top 16 (85-83), gracias a una grandísima remontada lidera por el base menorquín Sergio Llull, que anotó 18 puntos, entre ellos, el triple que puso por delante al Madrid a falta de minuto y medio.

Los de Joan Plaza lucharon sin fortuna contra una gran superioridad de los azulgrana durante gran parte del partido, con un Navarro espectacular (21 puntos) y con Daniel Santiago especialmente acertado. Los blancos no cerraban el rebote y los barcelonistas conseguían una renta plácida que rondaba los diez puntos más que los cinco en los dos primeros periodos.

Una excesiva relajación y un aumento en la intensidad local deshicieron la ventaja durante unos instantes, en el tercer cuarto, gracias a la aportación de la estrella del partido, el joven Llull (53-55, min.25). Pero el empuje de Lakovic e Ilyasova daban oxígeno a los culés y se ponían, a falta de cinco minutos, diez arriba (62-72).

Pero Vistalegre apretó, chilló y Llull y Bullock se pusieron manos a la obra ante las facilidades visitantes. Intensificaron la labor defensiva y anotaron tres triples que pusieron al Madrid tres arriba a falta de un minuto. El acierto posterior desde la línea de tiros libres administró la renta local para comenzar con buen pie la segunda fase de la competición europea en un difícil grupo.

El Tau gana al Prokom

El Tau Cerámica debutó en la segunda fase de la Euroliga con una victoria holgada ante el Asseco Prokom (99-77), gracias un buen partido de Teletovic y Rakocevic. Ambos, uno con 22 y otro con 20 puntos respectivamente, lideraron al conjunto vitoriano a lo largo de todo el choque el día que Tiago Splitter fue baja por lesión.

Teletovic, Rakocevic y Vidal, claves en el triunfo del Tau

Vidal se convirtió en un secundario de lujo con sus también 20 puntos, sobre todo al final. Los de Ivanovic se apuntaron con superioridad el primer cuarto con un marcador abultado (34-15), con el protagonismo del base serbio, aunque se relajó sobremanera en el segundo, en defensa, aunque la distancia se mantuvo.

La reacción visitante llegó en el tercer cuarto, con un parcial de 17-24, gracias en parte a la falta de acierto de los locales que se pusieron a tan solo cinco puntos a los pocos minutos de la reanudación (51-46, m. 23). Pero la igualdad se deshizo con el acierto de Sergi Vidal y Teletovic en los minutos finales que aseguraron el triunfo baskonista.