Lydia Valentín
Lydia Valentín, celebrando una victoria. ARCHIVO

Lydia Valentín confirmó los pronósticos y reeditó su triple corona continental en la categoría de 75 kilos en los Europeos de Halterofilia en Tbilisi. Con un peso total de 263 kilos, la española no tuvo rival y ya piensa en su siguiente reto, los Juegos de Río, no sin antes sellar el pasaporte para ellos en el próximo Mundial. Mientras llega, esta coqueta, "cercana y familiar" leonesa de 30 años disfruta de su nuevo éxito profesional.

¿Cómo le sienta este nuevo éxito?
De maravilla, estoy muy contenta.

Partía como una de las favoritas. ¿Eso da más confianza?
Confiada nunca puedes ir, porque no sabes lo que puede pasar en la competición. Sabíamos que teníamos grandes opciones de conseguir el oro. Queríamos asegurar los primeros movimientos para asegurar medalla y después ir a por él. Al final han sido tres oros, estoy muy feliz.

Me inicié en esto a los 11 años; vieron que tenía muchas cualidades de atleta y un talento que sobrepasaba la media

¿Ya mirando hacia Río 2016?
Sí, pero primero está el Campeonato del Mundo de este año, donde habrá que conseguir el pasaporte para los Juegos. Luego ya habrá que pensar en los Juegos Olímpicos, dedicándoles toda la preparación. Sé que puedo hacer la mejor cita olímpica que he hecho hasta ahora. Estoy muy motivada.

¿Preparar unos Juegos conlleva cosas distintas?
La preparación para unos Juegos es la misma que para cualquier otro torneo menor, pero sí es verdad que la intensidad es distinta, es máxima.

¿Cómo se inició en este deporte?
De casualidad. Era una niña muy deportista, hacía muchas actividades extraescolares. Un día, el entrenador de halterofilia me planteó probar este deporte porque veía que tenía muchas cualidades de atleta y un talento que sobrepasaba la media. Así que un día me pasé por el gimnasio, y me gustó la forma de entrenar y el ambiente. Eso fue con 11 años. Con el tiempo, me dediqué exclusivamente a este deporte y dejé de lado los otros y ya con 15 años me fui a la Residencia Joaquín Blume, donde empecé a profesionalizar mi pasión y a entrenar con la selección.

¿Qué cualidades debe tener alguien para hacer halterofilia?
Tener un físico portentoso, habilidad y, aunque muchas personas puedan pensar que solo se necesita fuerza, eso no es así. Se requiere más cosas: elasticidad, movilidad, coordinación... Sin eso, no puedes hacer halterofilia. Si eres un pato, no puedes practicar este deporte (risas).

Hace siempre hincapié en que, antes de ser deportista, es mujer. ¿Es por la imagen que se tiene de la mujer deportista?
Estoy un poco cansada en ese aspecto. Yo hago lo mismo que hacen mis amigas, mis hermanas, gente de mi edad. Me gusta ir maquillada, pintada, arreglada... solo que yo hago deporte de élite y ellas no. Pero porque me gusta, soy así desde pequeña y lo hago porque me gusta verme bien, tanto en mi vida diaria como cuando entreno o compito. No sé qué imagen o prejuicios de la halterofilia tiene alguna gente, pero yo no tengo nada que demostrar.

¿Hay machismo en la halterofilia?
Yo no lo he notado nunca. Siempre me he sentido igual, entreno y me entrenan igual. Yo me siento totalmente igual que se puede sentir un chico.

¿Cómo es Lydia Valentín cuando deja las pesas?
Una persona bastante cercana, familiar, que le gusta estar con los suyos y nunca se olvida ni de dónde vino ni en dónde le gusta estar.

No sé qué imagen o prejuicios de la halterofilia tiene alguna gente, pero yo no tengo nada que demostrar

Haciendo un juego de palabras, a usted, que levanta pesas, ¿qué cosas le pesan más?
Lo que más me amarga es lo relacionado con el deporte, que es lo que hago las 24 horas. Hacer cosas a medias, no terminar el trabajo, no acabar con buenas sensaciones... Todo eso hace que me vaya a la cama mal si un día no lo hago perfecto. No puedo llevar esa culpabilidad conmigo.

¿Y a quién levantaría en volandas para no bajarlo nunca?
Uy, ¡no soy de levantar personas! (risas). Si acaso, a mi sobrinito, que con él puedo sin problemas.

La vida del deportista tiene fecha de caducidad. ¿Tiene un plan para cuando se retire?
No concibo mi vida sin el deporte, así que un negocio relacionado con algo de esto. Necesito enseñar y compartir mis experiencias con gente a la que pueda ayudar.

BIO Lydia Valentín (Ponferrada, León, 10/2/1985) es una deportista que compite en halterofilia. Es, por segundo año consecutivo, la vigente campeona de Europa en la categoría de -75 kg, reeditando su triple corona al ser la más fuerte en las tres modalidades (arrancada, dos tiempos y total olímpico). Ha participado en dos Juegos Olímpicos: en Londres 2012 finalizó en cuarto puesto y en Pekín 2008, en el quinto.