Luis Suárez, presentado oficialmente con el FC Barcelona
El delantero uruguayo Luis Suárez sostiene la camiseta con su dorsal acompañado por el director deportivo del FC Barcelona, Andoni Zubizarreta  (i) y por el vicepresidente deportivo del club, Jordi Mestre. Toni Albir / EFE

El nuevo jugador del Barcelona Luis Suárez garantizó este martes, durante su presentación oficial, que ha aprendido la lección tras la sanción que le ha impuesto la FIFA por el mordisco que propinó al italiano Chiellini en el pasado Mundial.

"Es un tema privado pero sí, he tratado con personas y profesionales adecuados. Cuando sucedió, estaba muy deprimido, no tenía ganas de hacer nada. Después, con mi mujer y niños, acepté la realidad, pedí perdón al jugador, al mundo del fútbol, a Uruguay. Es pasado, ahora me centro en el Barcelona", reconoció en rueda de prensa.

Cuando sucedió, estaba muy deprimidoSuárez reconoce que, nada más producirse la acción en el Uruguay-Italia, pensó en las consecuencias que le podría traer: "Me preocupé, no solo por el fichaje, sino por mi persona, por lo que había hecho. Es tema del pasado, trato de borrarlo. La lección la tengo que tomar conmigo mismo".

"Tengo que estar precavido. La sensación de saber que te quedan dos meses para jugar es difícil, pero ya lo acepté. Espero que todavía pase más rápido. La sanción es la que es y hay que aceptarla", concluyó.

Jugar en la banda

Aunque el delantero uruguayo se enfundó la camiseta blaugrana este lunes en el trofeo Joan Gamper, donde disputó los 13 últimos minutos, su debut oficial no podrá producirse hasta el fin de semana del 25 y 26 de octubre, momento en el que habrá cumplido su castigo.

El Barça se enfrentará en esa jornada con el Real Madrid, momento para el que Suárez espera estar listo. "Sé que tengo un rol, dos meses para prepararme, y mirar de llegar a la mejor manera al partido contra el Real Madrid. Estoy muy bien y con muchas ganas", se sinceró.

Respecto a su papel en el equipo, el '9' declaró que viene a cumplir con su rol de goleador: "Estando en el Barcelona te van a mirar con lupa. Acepto cualquier cosa, estoy acostumbrado a cualquier tipo de retos. Vengo a ayudar, soy delantero y me gusta hacer goles, esperemos cuando me toque aportar todo lo que pueda para que el Barça gane".

"Nunca imaginé estar a la altura de los grandes delanteros que han pasado por aquí. Tengo que valorarlo, trabajar mucho y no olvidarme de lo mucho que sufrí para poder estar aquí. Estoy preparado para jugar en cualquier posición de ataque, en el Liverpool ya jugaba por banda cuando estaba Sturridge", comentó sobre la posibilidad de jugar por banda debido a la presencia de Leo Messi en la punta de ataque.

Preguntado por el recimiento del equipo y la afición, Suárez agradeció las atenciones del entorno. "Me llamó la atención el ambiente del vestuario, me trataron como si fuera un compañero más, como de la familia. Compartir el día a día con los jugadores del nivel que tiene el Barcelona es bueno, trataremos de hacerlo de la mejor manera para que se pueda conseguir títulos", manifestó.