Lobo, medalla de bronce en los Campeonatos de Europa del pasado mes de enero, demostró que se encuentra en un buen estado de forma de cara a los Mundiales que comienzan la próxima semana en Strebske Pleso (Eslovaquia).  El triatleta aragonés basó su triunfo en su gran dominio en la prueba de bicicleta de montaña, lo que le sirvió para superar a sus principales rivales, los hermanos Llanos y Sebastià Catllá. Eneko Llanos fue segundo y Catllá tercero en el podio. Igualmente intratable se mostró la cántabra Inmaculada Pereiro, del SVC Seguridad, en la categoría femenina, donde consiguió la primera posición de la prueba al mostrarse claramente superior a sus rivales tanto en la carrera de a pie como en la de la bicicleta de montaña y la de esquí de fondo. Naia Alzola se colgó la medalla de plata y Anna Serra acabó tercera en la clasificación.