Falta más de una semana para el derbi entre Barcelona y Espanyol, pero el presidente blanquiazul, Daniel Sánchez Llibre, se encargó de comenzar a calentar el ambiente.

"Quien ríe último, ríe mejor", comentó. Si los ‘periquitos’ ganan a los azulgrana, les podrían dejar sin título.
Sánchez Llibre recordó además lo mucho que sufrió la temporada pasada al escuchar los gritos de "A Segunda, a Segunda" por parte de los aficionados azulgranas y espera que este año el Espanyol pueda sacarse la espina con un triunfo.

"Es una cosa clásica en el mundo del fútbol y más entre dos equipos que no se tienen demasiada simpatía. Los gritos desmoralizan mucho e imagino que a los jugadores también, pero como la vida no se acaba en ese partido luego pasa lo que pasa, y el que ríe último, ríe mejor", manifestó.

"Debemos ir a ganar, pero sin pensar si les vamos a quitar la Liga o no. Como presidente tengo muchas ganas de ganar y la afición ni os cuento".

Debemos ir a ganar, pero sin pensar si les vamos a quitar la Liga o no



"Hace 25 años que no ganamos y los jugadores quieren lograr los tres puntos, porque para los 'pericos' ganar en el campo del Barça es importante y supone una gran alegría, aunque no te soluciona la temporada", aseveró.

El presidente insistió en que la plantilla de Ernesto Valverde "no necesita ningún estímulo externo", en alusión a las primas, y recordó que "cada club paga una prima que los jugadores escogen a lo largo de la temporada".