Gustavo López
Gustavo López celebra su tanto. (Efe) Efe

El Celta dio un paso de gigante para asegurarse su pase a la liguilla de la Copa de la UEFA después de ganar por la mínima al Standard de Lieja en su campo por 0-1. Los celestes no acusaron las numerosas bajas, y con el gol del argentino Gustavo López, en los últimos minutos de la primera parte, encarrilaron la eliminatoria.

El Standard salió al campo con una pizca de agresividad y presionando muy arriba, lo que dificultó la circulación de balón del Celta, que se vio obligado a recurrir al juego en largo para sacudirse la presión.

Sin embargo, incomprensiblemente, a partir del minuto diez, y cuando peor lo pasaba el Celta, el conjunto que dirige Michel Preud'homme se echó atrás, cedió la posesión del balón a los celestes y buscó el juego de contraataque.

Gustavo López, el más destacado

Pero tanto recularon las líneas del Standard que el Celta pasó a jugar a placer. El centro del campo vigués se adueñó del choque, y Gustavo López, que está viviendo una segunda juventud, se convirtió en una pesadilla para la defensa belga.

En el minuto 35, el brasileño Fernando Baiano dio el primer aviso con un potente libre directo desde fuera del área que se marchó fuera por poco. Pero en su segunda aproximación, tras una espectacular carrera del lateral Ángel López, Gustavo López logró abrir el marcador con un disparo cruzado que no pudo despejar Renard.

En el inicio de la segunda parte el encuentro ganó en intensidad y en emoción. A los tres minutos de la reanudación, el uruguayo Fabio Canobbio pudo aumentar la ventaja del Celta pero su remate lo desvió el meta belga con una espectacular estirada.

Arreón final de los belgas

Sólo un minuto después, un error de Iriney en el centro del campo permitió al Standard coger a la defensa celeste descolocada y montar un rápido contraataque que dejó al portugués Sergio Conceiçao sólo ante Esteban, pero su vaselina la desviaron entre el meta y el central rumano Tamas, que alejó el esférico bajo palos.

El partido estaba roto y cada vez había más espacios. El Standard encontró en las jugadas a balón parado y en su desesperación por empatar el argumento de una posible resurrección. Y este pudo llegar en el minuto 62, pues los hombres de Preud'homme tuvieron dos claras ocasiones de gol pero ni Geraerts, que estrelló su cabezazo en el larguero, ni el portugués Areias, que envió alto su disparo a puerta vacía, acertaron a batir a Esteban.

En los últimos minutos, el técnico belga buscó frescura en su delantera con la entrada de Kovalenko y Pelaic, pero el buen trabajo defensivo del Celta impidió el empate local.

Ficha técnica:

0 - Standard de Lieja: Renard; Dupré, Onyewu, Sarr, Areias; Sergio Conceicao Dembele (Junior, min 88), Geraerts, Rapaic; Defour (Pelaic, min 80) y Jovanovic (Kovalenko, min 68).

1 - Celta de Vigo: Esteban; Angel, Lequi, Tamas, Placente; Iriney, Oubiña; Gustavo López (Núñez, min 78), Cannobio (Jonathan Vila, min 89), Nené y Baiano (Perera, min 78).

Goles: 0-1, m.37: Gustavo López

Árbitro: Gerald Lehner (Austria). Amonestó a Defour (m.72), Pelaic (m.89) y Rapaic (m.90) por parte del Standard, y a Placente (m.61) y Tamas (m.66) por parte del Celta de Vigo.