Los hombres de Paco González quieren enderezar ante los cántabros el rumbo que han perdido en las últimos encuentros. Vienen de una derrota contra el Barça, que según el propio equipo entraba dentro de lo previsible por el potencial de los culés, y un empate ante el Voltregá. Estos malos resultados han provocado que los liceístas hayan perdido el tren de cabeza con cuatro victorias, tres empates y tres derrotas. El entrenador recupera a Josama, defensa que hasta hace dos partidos era titular, pero que contra el Blanes recibió un bolazo en el ojo izquierdo. González tendrá que decidir ahora entre él y el argentino Burgos, que ha aprovechado su oportunidad e incluso ha marcado varios goles. El Liceo vuelve a jugar el próximo miércoles frente al Alcoy.