Lewis Hamilton
Lewis Hamilton, en el box de Mercedes. Mercedes AMG F1

Lewis Hamilton sólo ha comparecido una vez ante los medios de comunicación en los test de pretemporada de Fórmula 1. Por este motivo, el hospitality de Mercedes estaba abarrotado para escuchar las impresiones del pentacampeón del mundo.

Hamilton admite estar más en forma que nunca. El cambio de normativa ha permitido que los pilotos no tengan que afinar tanto su peso, ya que han aumentado el límite máximo. Eso ha permitido que, por primera vez en varios años, muchos corredores estén mucho más musculados. Es el caso del campeón reinante, que asegura que ha pasado el invierno entrenándose con varios especialistas, entre ellos un "entrenador vegano" que le ha permitido ganar mucho músculo "pero sin parecer Hulk".

Al ser uno de los veteranos de la parrilla, Hamilton fue preguntado sobre si se ve haciendo un 'Alonso' y retirarse. La respuesta del pentacampeón deja claro que aún queda tiempo de verle en el circuito. "¿Por qué me voy a retirar de algo que amo? Amo volver e intentar otro reto y ver toda esta gente dándolo todo. Me encanta trabajar con toda esta tecnología (...) ¿Qué iba a hacer después de un trabajo tan alucinante?", afirmó, entre risas.

El de Mercedes admite estar en condiciones de repetir el título. Aunque no es su principal objetivo el de lograr el sexto campeonato seguido para Mercedes, sí tiene claro que la ilusión que le transmiten los miembros del ejército de las flechas plateadas le dan mucho valor para seguir. "Nunca empiezo la temporada con expectativas de ningún tipo. (...) No añade presión, solo quiero trabajar con esta genial gente. Me encanta ver a los pilotos, la llegada de los jóvenes (...) Me siento más en forma que nunca y eso se nota en mi pilotaje", aseguró.

Esta será su sexta campaña en Mercedes, lo que le permite ver las cosas con perspectiva. Por ejemplo, que Valtteri Bottas es un compañero perfecto: tan dócil como le gusta, tan intenso como necesita. "Posiblemente sea el compañero más majo y comprometido, y por eso nos presionamos mutuamente (...) Los finlandeses son gente fácil con la que trabajar", afirma.