Los jugadores del Levante continúan con la huelga convocada por impago y que mantiene en vilo la disputa de la última jornada de Liga ante el Real Madrid, el día que el ya campeón pretende celebrar el título.

Por su parte, los levantinistas amenazan con presentarse sólo con ocho jugadores en el Santiago Bernabéu, mientras buscan una solución a la desesperación de toda la plantilla.

De hecho, el conjunto madridista ha desestimado la posibilidad de disputar un partido amistoso con otro club europeo, en el caso de que el Levante no disputara el choque, por respeto al conjunto levantino, que pelea por saldar las deudas pendientes a marchas forzadas y que busca una mayor repercusión evitando que se dispute el partido.

Aún así, todo se mantiene en vilo y a la espera de que llegue la inyección económica necesaria para que los levantinistas puedan cobrar todo el dinero que se les adeuda.

Lamentan la falta de voluntad del Ayuntamiento

La plantilla del Levante y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), a través de su presidente, Gerardo González Movilla, han lamentado la falta de "voluntad" y "flexibilidad" del Ayuntamiento de Valencia para aceptar una modificación en la solicitud de crédito que, a su juicio, hubiese permitido al club ingresar ocho millones de euros.

Los jugadores, miembros de la AFE y de la Liga de Fútbol Profesional mantuvieron un encuentro en la tarde de ayer con el primer teniente de alcalde de Valencia, Alfonso Grau, para solicitar que, en lugar de ser el Levante quien negocie y avale la mitad del crédito de ocho millones de euros, esa parte recayese sobre la AFE y la LFP.

"El Ayuntamiento tenía que dar un giro al enunciado del documento que ya estaba firmado para que la AFE y la Liga pudiesen negociar el crédito, ya que el Levante no lo consigue", explicó el capitán del Levante Luis Manuel Rubiales.

A no ser por causa mayor, la fecha de un encuentro no se puede modificar con tan poco tiempo, y una huelga no es el caso

"Las cantidades eran las mismas, los beneficiarios seguíamos siendo los jugadores, la LFP y el Levante figuraban como avalistas y el responsable del pago seguía siendo el Levante, así que no entendemos los motivos por los que el Ayuntamiento se ha negado a esta operación", añadió.

Asimismo, indicó que: "a día de hoy no tenemos solución, pero vamos a seguir trabajando y echándole imaginación, aunque no sea nuestro deber. El Ayuntamiento dice que ya existe un documento firmado y que no contempla otro marco".

Por último, Rubiales informó de que sigue en pie la convocatoria de huelga para el domingo. "A no ser por causa mayor, la fecha de un encuentro no se puede modificar con tan poco tiempo, y una huelga no es el caso", afirmó el capitán levantinista.