Se lesiona un árbitro en 2ª B y preguntan por megafonía si hay alguno en el público para suplirlo

  • Ocurrió en el Racing de Santander-Compostela del Grupo I.
  • En la tercera categoría no hay cuarto árbitro, un juez de línea ocupó el puesto del árbitro principal y un espontáneo el del linier.
  • Se trata de un joven universitario, árbitro de Tercera, que prestó servicio durante cerca de un cuarto de hora.
Imagen de archivo de un árbitro.
Imagen de archivo de un árbitro.
ARCHIVO

El estadio de El Sardinero de Santander fue escenario de un episodio surrealista, con pocos precedentes en el fútbol español. Y es que se tuvo que hacer un llamamiento a la afición para ver si entre ella había un colegiado que pudiera saltar al terreno de juego para arbitrar.

Todo ocurrió en el minuto 20 del segundo tiempo, cuando el árbitro, el andaluz Hugo José López Puerta, sufrió una lesión muscular, por lo que fue atendido por los servicios médicos locales. Tras varios minutos de tratamiento, el árbitro no podía seguir. En categoría profesional, es un juez de línea el que sustituye al colegiado y el cuarto árbitro pasa a ser linier.

Pero ante la falta de cuarto árbitro (en 2ª B no es obligatorio), el Racing se vio obligado a preguntar, a través de la megafonía del estadio, si entre el público se encontraba algún árbitro federado que pudiera ejercer las funciones del auxiliar. Según explicó en la Cadena COPE el excolegiado José Francisco Pérez Sánchez, esta medida está contemplada en el reglamento.

Mientras se buscaba a un sustituto, López Puerta se puso de juez de línea durante unos minutos, si bien la lesión que sufría en la parte posterior del muslo apenas si le permitía correr.

Finalmente, tras identificarse y cambiarse de ropa, saltó al terreno de juego Juan José López Zubillaga, un joven universitario que es árbitro en el grupo cántabro de Tercera División y que estaba este domingo en El Sardinero. Por todo este proceso, el partido se tuvo que prolongar doce minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento