Joan Laporta quiso participar en la venta del Mallorca a una empresa uzbeka

  • El bufete de Laporta quería vender las acciones de Binipuntiró a una empresa uzbeka por 60 millones.
  • De haber llegado a buen puerto, se habría embolsado un 7% de la operación como intermediario.
Joan Laporta, en una imagen de archivo.
Joan Laporta, en una imagen de archivo.
EFE

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, copropietario del bufete de abogados Laporta & Arbós Advocats Associats, S.L, solicitó a Binipuntiró, la empresa propietaria del Mallorca, una comisión del 7% por intermediar en la venta del club por 60 millones de euros a la empresa de Uzbekistan Zemorax.

Según apunta el diario El Mundo, Binipuntiró aceptó la propuesta, pero la operación no se cerró porque había un acuerdo de exclusividad firmado por el inglés Paul Davidson.

El bufete Laporta & Arbós redactó la propuesta de la carta mandato de venta de acciones para que Binipuntiró la revisara y la devolviera firmada. En ella, Binipuntiró manifiesta su disposición a aceptar un precio de 60 millones de euros por la transmisión de la totalidad de las acciones (el 91,24% del capital social del Mallorca), y autoriza a los abogados a ponerles en contacto con los eventuales compradores o a iniciar negociaciones para analizar las posibilidades de efectuar las ventas proyectadas y las condiciones de las posibles transacciones. Además, habla de la citada comisión del 7% de la venta.

El despacho de Laporta

En este borrador queda claro que ha sido el bufete de Laporta el que ha proporcionado el contacto: «Se entiende como presentada por ustedes la compañía Zeromax, GMBH, constituida conforme las leyes de Suiza», así como la cifra que estaría dispuesta a pagar por las acciones propiedad de Binipuntiró «estamos dispuestos a aceptar un precio de 60 millones de euros».

Cuando Binipuntiró puso esta negociación en conocimiento de los administradores concursales este borrador, le recordaron la vigencia de una opción de exclusividad de compra firmada con el empresario inglés Paul Davidson, que el pasado noviembre descartó la adquisición de las acciones después de haber solicitado hasta en dos ocasiones una prórroga del pago de los 36 millones de euros que Grande había aceptado antes de que apareciera la posibilidad de llegar a un acuerdo con Zeromax.

El diario El Mundo asegura que intentó hablar con Laporta & Arbós para confirmar si existía la posibilidad de que en un futuro próximo pudieran retomarse las negociaciones con Zeromax, pero no lo consiguió.

Zeromax está vinculado al equipo uzbeko del Bunyodkor , que el pasado enero pagó 5 millones de euros por disputar un partido de entrenamiento en el Camp Nou, y en cuya plantilla milita el brasileño Rivaldo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento