Pau Gasol disputa el balón a Sebastian Telfair
Pau Gasol (i) disputa el balón con el jugador de los Timberwolves de Minnesota, Sebastian Telfair (d). EFE

Tal vez porque llegaba un viejo conocido y miembro del equipo, el entrenador Kurt Rambis, hizo que las estrellas de Los Ángeles Lakers encabezadas por Kobe Bryant y el español Pau Gasol aportasen lo necesario para ganar 99-94 a los Timberwolves de Minnesota, que perdieron el sexto partido seguido.

Aunque siempre estuvieron en control del marcador, los actuales campeones de liga no tuvieron la intensidad ni el acierto del pasado domingo cuando barrieron de la pista del Staples Center a los Trail Blazers de Portland (121-96).

Pero lo importante era el triunfo para seguir invictos en la Conferencia Oeste junto a los Hornets de Nueva Orleans, el equipo revelación de la nueva temporada.

Aunque siempre estuvieron en control del marcador, los actuales campeones de liga no tuvieron la intensidad ni el acierto del pasado domingo

Los Lakers con marca de 8-0 en lo que va de temporada es la mejor de la liga y la consiguen por tercera vez en su historia.

Además, el partido y la victoria también permitieron que Bryant mostrase la versión de líder imparable y la de jugador que quiere hacer todos los tiros a canasta, aunque falle.

La mejor versión, la dio Bryant en 17 minutos de la primera parte cuando aportó 23 puntos (9-15, 1-2, 4-4), seis rebotes y una asistencia, se echó al equipo sobre sus hombros y lo mantuvo al frente del marcador parcial (58-52) con que llegaron al descanso.

Luego en la segunda parte aportó sólo 10 puntos para acabar el partido como máximo encestador al conseguir 33 tantos (12-28, 2-5, 7-8).

Pero para entonces también había hecho acto de presencia la figura de Gasol, que no había brillado en la primera parte, pero reivindicó su gran momento de juego y forma con el quinto doble-doble de la temporada, que siguió al triple doble del pasado domingo ante los Trail Blazers.

Gasol en su línea de seguridad, buenas decisiones a la hora de tirar a canasta y sobre todo dominio bajo los aros, aportó 18 puntos con 10 rebotes que iban a ser decisivos.

El jugador de Saint Boi disputó 38 minutos para anotar 8 de 13 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal, repartió tres asistencias, puso dos tapones, para perder sólo un balón y no cometió una sola falta personal, muestra del gran poder físico que exhibió ante los hombres altos de los Timberwolves.

Ficha técnica:

99 - Los Ángeles Lakers (26+32+24+17): Bryant (33), Fisher (2), Gasol (18), Artest (13), Odom (15), -cinco inicial-, Vujacic (-), Ratliff (-), Barnes (9), Blake (3), Walton (3) y Brown (3).

94 - Minnesota Timberwolves (28+24+22+20): Telfair (13), Johnson (7), Milicic (10), Beasley (17), Love (23) -cinco inicial-, Aqer (3), Tolliver (2), Brewer (12), Hayward (3), Koufos (4) y Pekovic (-).

Rudy, 13 puntos

Dominio completo y de principio a fin del partido el que mostraron los Trail Blazers de Portland que ganaron cómodamente por 100-78 a los Pistons de Detroit por quinta vez consecutiva.

Rudy Fernández se mostró completamente recuperado de las molestias en la espalda y fue el mejor reserva al aportar 13 puntos.