Pau Gasol
Pau Gasol lanza ante los Phoenix Suns. Rick Scuteri / REUTERS

Phoenix Suns serán el rival de los Lakers en la final de Conferencia Oeste en los Playoffs de la NBA que comienzan este lunes. Un rival que ha ido creciendo a lo largo de la temporada y que, en principio, no parecía un obstáculo a tener en cuenta para el equipo de Kobe Bryant y Pau Gasol. Sin embargo, si repasamos su temporada, sus porcentajes y la facilidad con la que se han quitado de encima a duros rivales del Oeste, el equipo de Steve Nash y Amare Stoudemire se presenta como un oponente temible (por calidad y experiencia) para L.A. si quiere llegar a su tercera final consecutiva.

La venganza de Kobe

Kobe Bryant conoce de sobra a los Suns. De hecho será el jugador angelino más motivado en esta serie: necesita venganza.

Los Suns eliminaron de los Playoffs a los Lakers en 2006 y 2007, antes de la llegada a Los Ángeles de Pau Gasol

Si hay un equipo que ha amargado la existencia de los angelinos en su reciente historia en Playoffs ese ha sido el conjunto de Phoenix. Las dos últimas eliminaciones sufridas por los Lakers fueron a manos de los Suns, en 2006 y 2007. Bien es cierto que Kobe jugaba 'solo' y no contaba con Pau en sus filas. También, que estrellas como Steve Nash estaban en sus mejores años en la liga, pero lo cierto es que desde aquellas eliminaciones, los de California no han vuelto a verse en postemporada con los de Arizona.

Kobe Bryant casi dejó los Lakers

Precisamente esas dos derrotas fueron el detonante por el que Bryant pidió ser traspasado si no fichaban una estrella que hiciese a los Lakers subir un peldaño en la NBA. Esa estrella fue Pau Gasol y los de amarillo y púrpura empezaron a contar temporadas por presencias en la final de la NBA, con victoria en la del año pasado ante Orlando Magic.

Las claves de los Suns

Los Suns de Phoenix pueden hacer daño a los Lakers de la misma forma que los Thunder en la primera ronda. Es decir, corriendo y desde el perímetro. De hecho, ha sido el único equipo que ha promediado más de un 40% en tiros de tres esta temporada.

Los Suns son el mejor equipo de la liga en lanzamientos de tres puntos

Las principales amenazas ofesivas son Jason Richardson y Amare Stoudemire. El primero está metiendo uno de cada dos triples que lanza en estos Playoffs y el segundo se encargará de desgastar en la pintura a Gasol, que tendrá que hacer una buena labor defensiva para frenar a un jugador de 2,08 que es rápido y letal en la zona, que corre el contraataque y que lanza bien de cuatro o cinco metros.

Los Suns son rápidos, lanzan mucho y seleccionan bien el tiro consiguiendo buenos porcentajes, por lo que es normal que sobrepasen la barrera de los 100 puntos en sus partidos. De hecho son el equipo que más puntos ha promediado por partido esta temporada, aunque también el quinto que más ha recibido. También ha sido el equipo que mejor porcentaje ha tenido en lanzamientos de dos y tres puntos de todos.

En cuanto al apartado defensivo, ambos equipos están a la par. A los dos les gusta más atacar que defender, por lo que presuponemos partidos de alta puntuación.

El banquillo de Phoenix cuenta con jugadores que han ofrecido un altísimos rendimiento en Playoff: destacan Leandro Barbosa y Jared Dudley, pero cuidado con un base llamado Goran Dragic, imparable si entra en racha.

La última bala de Nash y Hill

Si los Suns son el equipo que son es gracias a su base Steve Nash. Un jugador al que le sobra inteligencia, calidad y lucha en el campo, pero no tiempo. Cerca de la retirada, a Nash (36 años) le falta un anillo para completar una carrera mágica (ganó dos MVP's consecutivos, en 2005 y 2006).

En los cuatro enfrentamientos de esta temporada los Lakers han ganado tres

Otro que sabe que la llama se apaga es Grant Hill, que a sus 37 años sigue aportando minutos de calidad y efectividad cuando sale a cancha (aporta casi 10 puntos de media en estas eliminatorias).

Lakers 3 – Suns 1 esta temporada

No cabe duda de que los Lakers son los grandes favoritos (han ganado a los Suns en tres de sus cuatro enfrentamientos esta temporada) y que si juegan como lo han hecho ante los Jazz la serie puede acabar pronto. Kobe Bryant cuenta para su ‘venganza’ con el mejor Gasol, con un sexto hombre de calidad como Lamar Odom, con un Derek Fisher inspiradísimo cuando muchos le daban por retirado y con Artest como ‘perro de presa’ y lanzador letal de perímetro. Si, además, Andrew Bynum aprovecha su superioridad en la pintura, muy probablemente veremos a los Lakers de nuevo en la final.