Pau Gasol
El ala-pívot de Los Angeles Lakers, Pau Gasol, reacciona después de recibir una falta. EFE

Los Ángeles Lakers, en su versión más pasiva e indolente, encajaron su segunda derrota consecutiva ante unos Utah Jazz (85-86) que venían de perder ocho partidos seguidos y que aprovecharon el escaso interés mostrado en la cancha por los locales.

Los Lakers cayeron a pesar de los 23 rebotes de Andrew Bynum -récord profesional-, los 19 puntos y cinco rebotes de Pau Gasol y los 20 tantos de Kobe Bryant, que tuvo en su mano dar la victoria a los suyos pero se le escapó el balón de las manos cuando intentaba levantarse para lanzar a canasta.

Por los Jazz los mejores fueron Paul Millsap y el reserva Gordon Hayward, con 22 tantos cada uno. Este partido rompe una racha de 17 victorias seguidas de los Lakers ante los Jazz en el Staples Center.

Si había dudas sobre el estado físico de Gasol, el español se encargó de despejarlas de inmediato

Si había dudas sobre el estado físico de Gasol, el español se encargó de despejarlas de inmediato y todo lo bueno que hicieron los Lakers en los primeros tres minutos llegó de sus manos: tiros de cinco metros (suyos fueron 12 de los primeros 20 tantos de su equipo), tapones, asistencias e intensidad en defensa.

El ala-pívot era el motor de los angelinos, que ante el desparpajo de Utah arrancaron con una actitud pasiva e indolente que se prolongó durante muchas fases del enfrentamiento.

No tardó mucho Phil Jackson en poner las pilas a los suyos y un par de buenas acciones de Derek Fisher espolearon a sus compañeros (20-10), que bajaron algo el ritmo con la entrada en cancha de reservas como Steve Blake y Matt Barnes.

Utah se aferraba al duelo gracias a los puntos de Paul Millsap y Earl Watson, mientras el suplente Gordon Hayward imprimía velocidad al ataque de los de Tyrone Corbin, que empataron al comienzo del segundo cuarto (24-24).

Los californianos reaccionaron y un "alley-oop" de Blake para Shannon Brown puso de pie al Staples Center antes de que los titulares regresaran a cancha y retomaran el dominio local (38-29) basándose en la intimidación y el dominio del rebote de Bynum (11) y sin apenas contar con las canastas de Bryant (seis tantos y tres faltas al descanso).

Ambos equipos anotaban por entonces menos del 40 por ciento de sus tiros (0/7 en triples para los locales). El partido mantuvo su línea de poco espectáculo y muchos errores en unos minutos aprovechados por los Jazz para igualar de nuevo las cosas (42-42) gracias a la imparable actuación de Millsap.

Con más oficio que calidad los Lakers fueron arañando canasta tras canasta -inspirado Bynum- y mejorando algo su intensidad en defensa, pero dejaron la resolución final para el último cuarto (57-57).

Llegó el primer triple de los californianos (1/14) de la mano de Lamar Odom, pero otro lanzamiento exterior de Hayward encendió las luces de alarma entre los angelinos (65-68). Ahí resurgió Bryant para asumir el timón de los Lakers frente al juego más ordenado y cerebral de los Jazz, con unos fundamentales Hayward y Derrick Favours.

Un triple de Watson dio a Utah su máxima ventaja (77-82), pero los Lakers siguieron remando y dos triples de Bryant empataron el duelo a 85 a falta de pocos segundos. Hayward erró un tiro libre y con seis segundos por jugar el líder de los Lakers trató de jugarse el último tiro, pero se le resbaló la bola en el intento.

"Uno de los peores partidos"

Los Ángeles Lakers tienen más complicado aún alcanzar a los San Antonio Spurs en el liderato del Oeste tras la derrota ante los Utah Jaz, uno de los peores partidos de los angelinos esta temporada, según admitió Pau Gasol.

"El objetivo es jugar bien y ganar; si luego pillas a San Antonio y acabas primero mucho mejor, pero ahora mismo no estamos teniendo buenos resultados, y ese sí que no es el objetivo", dijo a Efe el ala-pívot, que razonó el bajón de su equipo en los últimos dos encuentros.

"Nos hemos relajado, nos hemos sentido cómodos y contentos con lo que hemos hecho hasta este punto, que es nada", manifestó el 16 californiano, quien fue titular a pesar de sus molestias en la rodilla derecha, producto de un golpe sufrido el domingo frente a Denver.

"La tengo un poquito dolorida, la verdad, pero no ha ido a peor durante el partido. He aguantado bien y estoy contento por haber podido jugar. Espero que ahora el dolor vaya a menos", comentó a Efe Gasol.

Ficha técnica:

85 - Los Ángeles Lakers (24+16+17+28): Fisher (6), Bryant (20), Artest (9), Gasol (19), Bynum (12) -cinco inicial-, Odom (11), Blake (-), Brown (4), Barnes (4) y Walton (-).

86 - Utah Jazz (20+14+23+29): Watson (11), Miles (4), Millsap (22), Favors (14), Jefferson (11) -cinco inicial-, Hayward (22), Evans (2), Weaver (-) y Elson (-).

Portland jugará los playoffs

El escolta Monta Ellis con 30 puntos encabezó el ataque eficaz de los Warriors de Golden State que vencieron por 108-87 a los Trail Blazers, que a pesar de la derrota celebraron su pase a la fase final del campeonato por tercer año consecutivo.

Los Trail Blazers antes del llegar al descanso ya tenían asegurado su pase las eliminatorias de los "playoffs" después que los Rockets de Houston habían perdido por 101-104 ante los Kings de Sacramento.

Fernández no tuvo su mejor inspiración encestadora y en los 24 minutos que jugó aportó dos puntos al encestar 1 de 9 tiros de campos, falló los seis intentos de triples, no fue a la línea de personal, repartió dos asistencias y capturó un rebote.

Caen los Grizzlies

El base Mo Williams anotó 16 puntos y fue clave en el cuarto periodo para que los Clippers de Los Ángeles venciesen por 82-81 a los Grizzlies de Memphis, en su visita al FedExForum.

El ala-pívot español Marc Gasol fue el jugador más completo al conseguir un doble-doble de 14 puntos y 15 rebotes.

Gasol jugó un gran baloncesto individual en los 41 minutos que estuvo en la pista al anotar 6 de 11 tiros de campo y 2-4 de personal, 10 rebotes, recuperó cuatro balones, puso tres tapones y repartió dos asistencias.

Calderón sigue lesionado

El base reserva Toney Douglas aportó 28 puntos para liderar el ataque de los Knicks de Nueva York, que vencieron por 131-118 a los Raptors de Toronto, en duelo de equipos de la División Atlántico.

El jugador español José Manuel Calderon sigue lesionado del muslo izquierdo y se perdió el tercer partido consecutivo, mientras que el escolta brasileño, con dolores en el dedo meñique de la mano derecha, tampoco pudo jugar.