El Real Valladolid regresó ayer al trabajo, tras la importante victoria ante el Real Murcia (0-1), con las ausencias de José Alejandro Suárez «Alexis» y Dani Kome, lesionados y de Óscar Sánchez, que contaba con permiso del club. Tras el entrenamiento, fue Inaki Bea el que tomó la palabra en la rueda de prensa: «Tenemos que seguir remando juntos e ir poco a poco hacia la permanencia». Bea señaló también la «gran tranquilidad» que al equipo le ha dado la victoria lograda el domingo ante el Murcia en la Nueva Condomina, con el gol de Llorente.