Arandina
El furgón policial que ha trasladado a los tres jugadore acusados de un delito de agresión sexual contra una menor de 15 años, a su llegada a los juzgados de Aranda de Duero (Burgos). EFE

Santiago Mena Cerdá, fiscal jefe de Burgos, ha confirmado que los tres exjugadores de la Arandina que se encuentran en prisión por agresión sexual a una menor conocían la edad de la víctima cuando sucedieron los hechos.

Por otro lado, explicó que el ingreso en prisión se decretó por la "gravedad" de los hechos y porque existía la posibilidad de que los acusados destruyeran pruebas. Recordó, además, que mantener contacto sexual con alguien menor de 16 años es delito, haya o no consentimiento.

Se ha probado también que los tres mantuvieron contacto con la víctima a través de mensajes, a pesar de que siguen negando su participación en los hechos. No existe tampoco ningún tipo de grabación sobre las presuntas agresiones.

El fiscal cree que la prisión para ellos es una "medida prudente" hasta que "como mínimo" se practiquen otras diligencias y añadió que se sigue investigando si al piso de los implicados acudieron otras menores.

Los futbolistas fueron dados de baja del club burgalés en cuanto se decretó cárcel para ellos, y el club no se ha vuelto a pronunciar al respecto.