José Manuel Calderón, Doctor Honoris Causa por la UEX
El jugador de baloncesto extremeño José Manuel Calderón recoge de manos del rector de la Universidad de Extremadura, Segundo Piriz, su distinción como Doctor Honoris Causa. ESTEBAN MARTINENA / EFE

Doctor Honoris 'Calde'. El jugador de la NBA José Manuel Calderón ha sido investido este jueves Doctor Honoris Causa de la Universidad de Extremadura (UEX), en un acto en el que ha abogado por el esfuerzo, el tesón y el trabajo para lograr los objetivos que uno se marque. En el acto, celebrado en la Facultad de Ciencias del Deporte, en Cáceres, la laudatio ha corrido a cargo de su padrino, el catedrático de esta escuela, Sergio Ibáñez, mientras que la imposición la ha hecho el rector, Segundo Píriz.

Calderón ha reconocido que Sacramento es uno de los equipos con los que ha hablado, pero que hay más interesados

El deportista más internacional de la región, como se ha destacado durante los diferentes discursos, se ha mostrado orgulloso de su identidad y ha indicado que en "los tiempos revueltos que corren, ser extremeño no es ser más que nadie, pero tampoco menos". "No antepongo lo nuestro por encima de lo de los demás, y la gente que quiera lo entenderá", ha agregado en su intervención. Campeón del Mundo y de Europa con España, entre otros títulos en su haber, ha mostrado su interés por ser un ejemplo de "normalidad".

Así, ha señalado que aunque está contento con sus títulos, se siente aún más orgulloso del camino recorrido para conseguirlos, y es que ha confesado que él no es "un talento innato", pero que con "esfuerzo, trabajo, tesón y testarudez" se pueden conseguir los objetivos que uno se marque. Éstos han sido los valores, junto con los de sacrificio y humildad, que lleva tatuados en su cuerpo, como ha recordado su padrino de ceremonia, los que le han llevado a crecer en su carrera deportiva desde que dejara con 13 años el Doncel de Villanueva de la Serena (Badajoz), su localidad natal, para irse a Vitoria y con 23 años llegar a la liga más prestigiosa del mundo, la NBA.

En su discurso, Calderón ha recordado que fue "duro" dejar su casa y sus amigos con solo 13 años, pero que iba ilusionado porque iba a practicar lo que más le gustaba: el baloncesto, un deporte cuya pasión, ha indicado, le inculcó su padre. Otro de los momentos difíciles de su carrera, ha señalado, fue dar el salto e irse con su mujer, Ana, a Canadá, en donde ha estado ocho temporadas, lo que le convierte en el segundo jugador español, después de Pau Gasol, que ha jugado más temporadas en la NBA.

Por su parte, Ibáñez han recordado también sus acciones solidarias fuera de la pista y, así, ha mencionado a la Fundación José Manuel Calderón, que busca entre otros objetivos dar alternativas de ocio saludable a los jóvenes y su papel como embajador de Unicef para ayudar a los niños más necesitados. A este respecto, Calderón ha aprovechado la ocasión para pedir la participación de la sociedad en causas solidarias y ha dicho que "un grano de arena puede ayudar a muchas personas"

Por su parte, el rector ha destacado de Calderón que es una persona "orgullosa de su tierra", que pasea el nombre de Extremadura por todo el mundo y que siempre que puede regresa a ella. Calderón ha respondido que llevará el título de Doctor Honoris Causa de la UEX con responsabilidad y que el 40 aniversario de esta institución académica es un ejemplo "del progreso de Extremadura".

El jugador, que acabó la pasada temporada en los Detroit Pistons, llegó en la mañana del jueves a Madrid después de haber estado tres días en Estados Unidos negociando su futuro con varios clubes. El base tiene buenas sensaciones y que prevé que en un par de días las conversaciones den su fruto, según ha declarado a los periodistas. Calderón ha reconocido que Sacramento es uno de los equipos con los que ha hablado, pero que hay más interesados.