Thanou y Marion Jones
Thanou y Marion Jones en otra final, la de Sydney 200, donde la primera fue oro y la segunda plata. (Archivo)

La medalla de plata que Marion Jones ganó en los mundiales de atletismo de Edmonton en 2001 irá a parar a la griega Ekaterini Thanou, que junto a su compatriota Kostas Kenteris protagonizó el mayor escándalo relacionado con el dopaje de los Juegos de Atenas 2004.

Sin embargo, la confesión de Marion Jones, que admitió haberse dopado desde antes de los Juegos de Sydney 2000, donde logró cinco medallas, hasta 2001, llevó a la IAAF a decretar la anulación de todos sus resultados en ese periodo.

La campeona de los 100 metros en Edmonton fue la Zhanna Block, seguida de Marion Jones, en la actualidad en prisión por perjurio, y de Thanou, que ha cumplido dos años de suspensión por eludir, junto a Kenteris, un control de dopaje la víspera de la inauguración de los Juegos de Atenas, alegando un accidente de moto que resultó ser falso.

Legalmente, no teníamos otra opción. No hay pruebas de que Thanou haya cometida ninguna violación del reglamento

Al correr el escalafón con la anulación de los resultados de Marion Jones, la IAAF se ha visto obligada a conceder la medalla de plata a Thanou, pese a que su imagen está
tan vinculada al dopaje como la de la propia velocista estadounidense.

"Legalmente, no teníamos otra opción. No hay pruebas de que Thanou haya cometida ninguna violación del reglamento de dopaje durante el periodo en cuestión, lo que no nos dejaba otra alternativa que concederle la medalla", explicó a la BBC el portavoz de la IAAF, Nick Davies.

Thanou todavía podría recibir otra noticia aún mejor si el Comité Olímpico Internacional (COI) le concede la medalla de oro de la que fue desposeída Marion Jones, vencedora de la final olímpica de 100 metros en Sydney (en la imagen) por delante de la atleta griega.