Xabi Fernández y Joan Vila MAPFRE Volvo Ocean Race
Xabi Fernández y Joan Vila MAPFRE Volvo Ocean Race UGO FONOLLA/VOLVO OCEAN RACE

"Tuvimos una decisión poco acertada por donde pasamos los Doldrums y de cara a la siguiente estamos estudiando muy bien la climatología porque pasamos por la misma zona y hay que aprender un poco de los posibles errores de la última etapa que por eso acabamos en la cuarta plaza. Pero estas etapas, en las que quizás no lo haces tan bien, son las que más te enseñan", señaló Vila en una videollamada con Europa Press desde Hong Kong.

El catalán recordó que las calmas ecuatoriales de la cuarta etapa de la 'VOR' fueron "bastante difíciles de dureza, bastante lentos de cruzarlos", en comparación con las que tuvieron que pasar en la segunda etapa en el Atlántico camino de Ciudad del Cabo y que fueron "mucho más fáciles".

Vila cree que en la anterior etapa cometieron un error "nada más salir" de Melbourne, pero que no tuvo "consecuencias" porque finalmente lograron "con esfuerzo" reengancharse a la flota, pero no olvida que "lo que un poco decidió" fue el cruce de las calmas. "Nos pusimos en una zona de chubascos y con poco viento, y si hubiésemos podido evitarlo quizás habríamos estado en el grupo de los líderes", expresó.

El 'MAPFRE' afrontará este jueves un recorrido que les llevará a Guangzhou (China) y posterior retorno a Hong Kong, que da un punto a toda la flota. Luego, el 7 de febrero pondrán rumbo a Auckland (Nueva Zelanda), en un recorrido donde deberán tener "cuidado con los pesqueros" en la salida y donde se volverán a topar con los Alisios, aunque será "al contrario" que en la anterior y les hará navegar "más de ceñida".

"Luego habrá que volver a cruzar los Doldrums y estará también la aproximación a Nueva Zelanda que mucha gente la descarta, pero yo he visto que ahí se ganan y se pierden regatas, y si vamos en el grupo delantero puede ser un punto decisivo la estrategia de cómo aproximarnos y cómo navegar del cabo Norte hacia Auckland", añadió el navegante.

Y aunque hubo un error en la anterior etapa, también hubo un gran acierto estratégico en la segunda etapa, aunque Vila se resta mérito. "Aparte de ese movimiento, lo que nos dio la victoria fue la constancia. Igual hay cosas que son menos vistosas, pero que son igual de importantes que tomar una decisión puntual. La decisión nos ayudó, pero fue el empujar día a día nos puso en la posición de tomarla", advirtió.

"Yo intento aislarme al máximo y concentrarme al máximo en la regata, que con eso ya tengo suficiente. Tengo que evitar cualquier tipo de distracción a no ser que sea muy importante, aunque a alguno le gusta tener más noticias", apuntó el barcelonés sobre su labor a bordo y su mayor o menor necesidad de recibir noticias del exterior.

Finalmente, Vila se une a los elogios del resto de la tripulación

a la figura del patrón Xabi Fernández, que "sabe predicar con el ejemplo". "Tenemos que seguir lo que hace él y más o menos viendo lo que hace es como quiere que actuemos en el barco, pero nos lo pone muy fácil. Yo estoy encantado de navegar con Xabi y creo que puedo decir lo mismo de los demás", sentenció.