Javier Molano, Guardia Civil en el Mundial de Brasil
El Guardia Civil Javier Molano da instrucciones durante una reunión con miembros de la policía brasileña. F. J. M.

Javier Molano, teniente coronel jefe del sector de la Guardia Civil de Tráfico de Galicia, ha sido el fichaje estrella de la Policía Rodoviaria Federal (PRF) para el Mundial de Brasil. Su misión: asesorar a lo largo y ancho del país a la PRF para mejorar la planificación y la ejecución de los dispositivos de seguridad vial y del tráfico, principalmente, cuando las selecciones viajan en autobús. El trabajo le absorbe tanto tiempo que no ha visto ningún partido y solo se ha podido dar un par de paseos por las playas de Río y Salvador.

¿Cuál es su misión durante el Mundial de Brasil?
He venido como observador y colaborador de la PRF. Les asesoro en la planificación, en la coordinación y también en la ejecución en la calle.

Entonces, no dirige solo el tráfico para la selección española...
No. Me estoy moviendo por todo el país. Por ejemplo, en el partido España-Holanda, estuve con la PRF y nos tocó con Holanda. A España la abrió paso la Policía Militar.

¿Cómo es el traslado de una selección desde que llegan al aeropuerto o al hotel y salen hacia el estadio para jugar un partido?
Es un plan muy parecido para todas, pero se concreta dependiendo de las carreteras y las rutas. Se les escolta desde dentro del hotel o aeropuerto hasta dentro del estadio y, al revés, cuando acaba el encuentro. Es una caravana dinámica y encapsulada porque, al no poder cubrir todos los cruces, calles y carreteras durante todo el trayecto por falta de efectivos, los coches y las motos se van adelantando para ir despejando la vía y luego vuelven a la caravana cuando el autobús pasa por su zona.

¿Cuántos vehículos forman la caravana?
15 vehículos, entre coches y furgonetas, y 30 motos, de seguridad, más los autobuses que lleve cada equipo. Como curiosidad, la PRF pilota Harley Davidson. Muy bonitas y con mucha potencia.

Cuando una selección viaja en bus al estadio, está todo despejado y asegurado

¿Y si ocurre algún imprevisto?
Cuando la caravana va por una vía, ya está despejada de tráfico y asegurada, por si hubiera habido algún problema de orden público. También existen rutas alternativas.

¿Es tan horrible el tráfico brasileño como nos imaginamos desde aquí?
Existen dos aspectos. Primero, el caos de ciudades que han crecido rápidamente y que soportan muchos vehículos, y segundo, las pocas y mal mantenidas infraestructuras en carreteras secundarias. A mí casi me preocupa más esta última realidad porque es menos conocida. En cambio, el caos de las ciudades se está intentando arreglar. Lo que no se puede soportar es que se produzcan 50.000 fallecidos al año en las carreteras. Por eso, mi labor no se terminará con el Mundial, sino que la colaboración entre la PRF y la Guardia Civil continuará después de la Copa.

¿Por qué cree que han elegido a la Guardia Civil como observadora y asesora del tráfico?
Por la trayectoria, por la imagen y por los méritos.

¿Puede ver los partidos?
No he podido ver ninguno todavía, pero tampoco tengo mucha intención. Es casi imposible. Estoy trabajando todo el día.

¿No es aficionado al fútbol?
Me gusta, pero habrá gente en la Benemérita más aficionada al fútbol que yo y que seguro que hubiera venido voluntaria. Es una ventaja que no me guste tanto el fútbol porque así me centro más en el trabajo. A lo mejor me eligieron por eso...

¿España seguirá adelante en el Mundial?
Antes del partido contra Holanda, todo el mundo en Brasil la veía como favorita. Incluso tenían miedo a una final Brasil-España. Ahora han pasado a no tenernos ni en cuenta, pero yo confío en la selección española... Será una lástima, pero no podré ver a la roja en la final porque estaré muy ocupado.

La PRF pilota Harley Davidson. Muy bonitas y con mucha potencia

Si España hace las maletas antes de lo previsto, ¿usted también se marcha?
No. Nuestra colaboración es con la PRF y me quedaré aquí hasta el 18 de julio.

¿Le ha dado tiempo para hacer algo de turismo?
Por ahora, solo un par de paseos por las playas de Copacabana, en Río de Janeiro, y por la de Salvador de Bahía después de trabajar. Intentaré aprovechar cualquier momento que me dejen mis obligaciones.

¿Cómo de peligroso es Brasil?
Es un hecho objetivo que hay miles de muertos al año por la violencia. Si los turistas o aficionados se mueven por las zonas seguras, no tendrán problemas porque hay mucha seguridad en las calles. El país está trabajando para reducir este problema y se está notando una bajada de unos años para acá.

Trabaja en Galicia, ¿qué puede aplicar en Brasil de lo que ha aprendido allí?
También estoy aquí gracias a la Dirección General de Tráfico (DGT). Queremos aplicar en Brasil las estrategias de la DGT y que ya hemos aplicado en una Comunidad como Galicia con peculiaridades como los trazados, las carreteras secundarias y la dispersión de las poblaciones. Un muerto es mucho para mí, pero ahora mismo la siniestralidad es aceptable en Galicia al situarla en la tendencia del resto de España. 99 muertes son muchas y, por supuesto, no estamos satisfechos. Además, también queremos promover la educación vial. El factor humano es muy importante para evitar los accidentes de tráfico.