Es lo que se desprende del entrenamiento de ayer en Lezama. Iturriaga no podía ocultar su ilusión: «Siempre es bonito verte entre los titulares, pero tengo que seguir trabajando». También habló ayer Ustariz, que poco a poco ve la luz tras la lesión muscular que le tiene de baja desde noviembre: «Se hace muy duro porque ves que estás para entrar otra vez, y vuelves a tener una recaída».