Un par de brazos para superar el Ironman

  • Una noche de junio, un accidente cambió la vida de Iñaki Castañeda.
  • Quedó parapléjico y afronta el domingo en Calella (Barcelona) un ensayo para el Ironman, su reto.
Una instantánea de Iñaki Castañeda en plena competición.
Una instantánea de Iñaki Castañeda en plena competición.
I.C.

La noche del 9 de junio de 1993 un accidente cambió la vida de Iñaki Castañeda, camionero bilbaíno y gran aficionado al deporte que había completado algunos maratones -"El de Sevilla lo corrí en 2h 42 m"- e, incluso, se había aventurado en esos primeros triatlones de distancias aún variables que comenzaron a organizarse en España a mediados de los ochenta.

Pero en una curva cercana a Lemona el destino, impredecible, quiso que quedara parapléjico y le fueran amputadas sus piernas. "Pero los médicos me decían que tuve una reacción rápida y positiva", señala a 20 minutos.

Al año ya conducía y, poco después, retomaba la práctica deportiva. "Al principio estaba muy perdido, no sabía qué hacer. Nadaba. Pero vi por la tele un reportaje sobre atletismo adaptado. A través del familiar de un amigo compré en Reinosa una silla de segunda mano, que me costó 100.000 pesetas y le tuve que meter otras 50.000 para adaptarla". Castañeda acabó cambiándola: 550.000 le costó en 1996 otro modelo, ya de primera mano, más adaptado a sus necesidades.

El 5 de julio, el reto

En 2008 decidió plantearse otro reto: afrontar un Ironman. "Virginia Berasategui -triatleta vasca - y su padre me recomendaron la cita de Klagenfurt (Austria). Contacté con ellos y, aunque habían cerrado las inscripciones, tuvieron una deferencia conmigo", indica.Su nuevo reto llega el 5 de julio. Iñaki deberá superar los 3,8 km de natación, los 180 km de ciclismo y los 42,195 km del maratón para alcanzar la condición de finisher.

"Pero a mí me toca hacerlo a base de brazos", señala irónico. Nadará a estilo crol, "porque a braza, sin piernas, no avanzo"; el ciclismo lo afrontará en una hand-bike -bici adaptada, con desarrollo, en la que se pedalea con los brazos - y el maratón, con otra silla distinta, sin ningún tipo de cambio.

Prueba en el Barcelona-Maresme

El Half Challenge Barcelona-Maresme –una prueba que se organiza este domingo en Calella (Barcelona)– será la primera gran prueba para Castañeda de cara a Austria. Allí, y en la categoría handicap, afrontará 1,9 km de natación, 90 de bicicleta y 21 de atletismo. La denominación Challenge nació hace 20 años, cuando la prueba alemana de Roth rompió con la etiqueta «Ironman».

Los Lagos, en el zurrón

Castañeda destaca una casualidad: que un ATS del hospital de Usansolo, que regresaba a casa, se encontró con su accidente casi al instante y le hizo un rápido torniquete, entre otras curas. Le salvó la vida.

El accidentado llegó al hospital consciente. "Sentía la piernas", recuerda; "¿y ahora cómo voy a trabajar?", dijo al comprender su situación. Castañeda señala que ha vuelto a pasar por la zona del accidente durante sus entrenamientos. "Algunas veces me acuerdo, pero otras ni me doy cuenta". En julio de 2008 subió los Lagos de Covadonga: "De la rotonda de la basílica al segundo lago empleé 1h 38 min". Un portento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento