Andrés Iniesta
El jugador Andrés Iniesta (C), del FC Barcelona, disputa la bola con Santiago Solari (i) del Atlante FC. EFE

El barcelonista Andrés Iniesta, que este martes ha sufrido una lesión muscular por la que deberá permanecer un mes de baja, ha asegurado que la vida le ha enseñado a no rendirse nunca, en referencia a las lesiones sufridas desde principios de temporada.

Se trata de la misma lesión que sufrió el pasado 28 de marzo durante el Mallorca-Barça de Liga, que entonces le obligó a estar diez días en el dique seco, y que en esta ocasión le apartará de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Inter de Milán y, como mínimo, seis de los siete partidos de Liga que restan.

Es uno de los momentos más difíciles"La vida me ha enseñado a no rendirme nunca", ha explicado el jugador en su perfil de Facebook, a la par que ha indicado que es "uno de los momentos más difíciles" que tiene que vivir.

Y es que desde que se lesionó el 10 de mayo de 2009, Iniesta ha encadenado una serie de problemas físicos que le han impedido rendir a su mejor nivel. Aquella lesión, que se produjo durante el partido de Liga frente al Villarreal, le hizo llegar muy justo a la final de la Liga de Campeones que el Barcelona le ganó al Manchester United en Roma (2-0).

Tras aquel partido, Iniesta desveló que los médicos le prohibieron chutar a puerta por el riesgo a que la lesión en el recto anterior se le reprodujera. "Me jugué la pierna", dijo entonces. Después de aquella victoria, Iniesta estuvo de baja desde el 27 de mayo al 9 de septiembre del año pasado.

Esa lesión le perjudicó en la preparación de la pretemporada, un verano difícil para Iniesta también en el plano anímico, debido a la muerte del jugador del Espanyol, Dani Jarque, gran amigo del jugador de Fuentealbilla (Albacete).

Iniesta no pudo participar en la Copa Confederaciones con la selección española y empezó a jugar con el Barça a principios de temporada. Al mes, en octubre, se resintió de la lesión en el recto anterior en la pierna derecha, lo que le impidió tener la continuidad necesaria para alcanzar su mejor juego.

En diciembre pasado, Iniesta volvió a tener un problema muscular, en esta ocasión una lesión en el recto anterior, pero de la otra pierna. Ese problema físico le impidió finalizar el encuentro de semifinales del Mundial de Clubes ante el Atlante mexicano y ya no pudo disputar la final.

Pensando en el último partido de Liga

La mejor versión de Iniesta se ha visto en los primeros meses de 2010, pero nuevamente sufrió un percance físico a finales de marzo. Se lesionó durante el partido ante el Mallorca en el Ono Estadi. De nuevo una pequeña rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha.

Si se cumplen los plazos, Iniesta estaría disponible para el último partido de Liga

Ese problema físico le mantuvo 10 días de baja y a partir de entonces no ha recuperado su mejor fútbol. Volvió a jugar testimonialmente ante el Arsenal y 27 minutos frente al Real Madrid.

Si se cumplen los plazos de la lesión, Iniesta estaría disponible para el último partido de Liga, contra el Valladolid, y también en el caso de que el Barcelona alcanzara la final de la Liga de Campeones.