La Sydney Hobart se ensaña en su primer día
Rescate de un tripulante herido del Maximus. (EFE)
Comparable en su dificultad y peligrosidad al Dakar, pero en el mar, la Sydney Hobart sólo dio 17 horas de tregua a sus primeras víctimas. En aguas cercanas a Merimbula, con vientos en contra de 55 km/h y olas de  5 metros, el mástil del Maximus, de 30 m, se vino abajo sobre la popa del barco e hirió a cinco tripulantes, tres de ellos de gravedad, que fueron rescatados con helicóptero y trasladados a un hospital de Nueva Gales del Sur.

Casi a la vez se rompió el mástil del ABN Amro 1, aunque la tripulación pudo reaccionar a tiempo y no hubo daños personales. Pero no fueron las únicas bajas, ya que otras seis embarcaciones abandonaron la prueba de ayer y otra se estaba hundiendo en aguas de Tasmania. Ayer, el campeón de la pasada edición, el Wild Oats XI, iba como líder.